CASO NUNCA ANTES DOCUMENTADO | Investigadores encuentran gusano vivo en el cerebro de una mujer

0
365

En un caso nunca antes documentado en el mundo, científicos informaron que encontraron un gusano vivo de 8 cm en el cerebro de una mujer en Australia.

La «estructura en forma de cuerda» fue extraída del lóbulo frontal lesionado de la paciente durante una cirugía en Canberra el año pasado.

«Definitivamente no era lo que esperábamos. Todo el mundo quedó en shock», dijo la doctora Hari Priya Bandi, la neurocirujana que operó a la paciente.

La mujer, de 64 años, sufría lo que los médicos llamaron una «constelación inusual de síntomas»: dolor de estómago, tos y sudores nocturnos, que evolucionaron hacia crecientes problemas de memoria y depresión.

La mujer ingresó en el hospital a finales de enero de 2021 y, posteriormente, una exploración reveló «una lesión atípica en el lóbulo frontal derecho del cerebro».

Pero la causa de su trastorno solo fue revelada con el bisturí de la doctora Bandi durante una biopsia en junio de 2022.

Los médicos dijeron que el parásito rojo pudo haber estado vivo en el cerebro de la mujer hasta por dos meses.

La mujer, que vivía cerca de una zona de un lago en el estado de Nueva Gales del Sur, se está recuperando bien.

Se cree que éste es el primer caso que se documenta sobre invasión y desarrollo de larvas en el cerebro humano, informaron los investigadores en un estudio en la revista Emerging Infectious Diseases (Enfermedades Infecciosas Emergentes).

“Lo extraje… y se movía alegremente”

La neurocirujana que encontró el gusano describió cómo apenas había comenzado a tocar una parte del cerebro que había aparecido extraña durante las exploraciones, cuando sintió al gusano.

«Pensé, Dios mío, se siente muy raro, esto es totalmente anormal», contó la doctora Bandi.

«Y entonces pude sentir realmente algo, tomé mis pinzas, lo extraje y pensé: ‘¡Dios! ¿Qué es eso? ¡Se está moviendo!».

«Todo el mundo estaba en shock. Y el gusano que encontramos se movía alegremente, con bastante vigor, fuera del cerebro», dijo.

Después consultó a su colega Sanjaya Senanayake, especialista en enfermedades infecciosas, sobre lo que deberían hacer.

«Todos en ese quirófano sufrieron el shock de su vida cuando [la cirujana] tomó unas pinzas para detectar una anormalidad y la anormalidad resultó ser un gusano vivo, de color rojo claro, de 8 cm, que se retorcía», dijo la doctora Sanjaya Senanayake, especialista en enfermedades infecciosas del Hospital de Canberra.

«Incluso si se elimina el factor de asco, esta es una nueva infección nunca antes documentada en un ser humano».

Los investigadores advierten que el caso pone de relieve el creciente peligro de que las enfermedades e infecciones se transmitan de los animales a las personas.

El nematodo -o gusano redondo- Ophidascaris robertsi es común en las pitones de alfombra, serpientes no venenosas que se encuentran en gran parte de Australia.

Los científicos dicen que lo más probable es que la mujer contrajera el parásito después de recolectar un tipo de maleza nativa, verdes de Warrigal, junto a un lago cerca de donde vivía.

BBC