CASO SEMECO | Policía de Perú cotejó pruebas presentadas por los acusadores con equipos del acusado, lo que aceleró su proceso de extradición

0
488

Nelson Gerardo Semeco es escuda tras la fachada de dirigente político venezolano, Semeco actualmente se encuentra detenido en Lima, capital de Perú, en espera de su extradición a Venezuela.

La Policía y el Ministerio Público Peruano luego de su captura hicieron barrido de los equipos y teléfonos confiscados, cotejando las pruebas presentadas por los acusadores y las que Semeco poseía en sus equipos.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela ha emitido una decisión en la que se declara procedente la solicitud de extradición activa del ciudadano Nelson Gerardo Semeco Medina, de nacionalidad venezolana, por parte de la República del Perú. Semeco Medina, identificado con la cédula de identidad número V-17.842.755, será enjuiciado penalmente en territorio venezolano.

Las primeras horas luego de su detención estuvo privado de libertad en Interpol, hasta que un tribunal le envío a una cárcel de la capital peruana mientras el Ministerio Público Venezolano solicita su extradición. Semeco enfrenta dos escenarios, llevar su proceso judicial en Perú (Donde la justicia prevé penas entre 60 años a cadena perpetua por delitos de extorsión) o la extradición a Venezuela, dónde lidiaría con penas mucho más bajas y el retardo procesal elemento predominante en los tribunales venezolanos.

Para complicar todo, la familia del ex Gerente de Cárnica asesinado por sicarios lo acusan de delator. Además un trabajador que le pasó cierta información descontextualizada según este trabajador también lo acusa.

En enero de este 2023 el Ministerio Público emitió orden de captura en contra de Nelson Gerardo Semeco Medina, alias «El Piloncito» y Fernando De Matos Rebolledo, ambos evadidos del país.

La Fiscalía Nacional 69, que lleva el caso, le imputó la presunta comisión de los delitos de extorsión agravada, obstrucción de la libertad de comercio, incitación al odio y asociación para delinquir agravada.

De acuerdo con las investigaciones, tras sospecharse de la existencia de una red dedicada a la extorsión de comerciantes, se comprobó que los mencionados usaban las redes sociales y portales delictivos como «El Piloncito» para crear historias falsas con las que perjudicaban a sus víctimas.

Con información de NotiYaraDigital y BrollerosTV