Cendas-FVM: La canasta alimentaria llegó a 526 dólares en abril

0
906

Según datos recientes proporcionados por el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas/FVM), el costo de la canasta alimentaria familiar en el mes de abril alcanzó la preocupante cifra de 526,27 dólares. Este informe revela la difícil situación que enfrentan los trabajadores venezolanos, ya que el salario mínimo y los bonos otorgados por el sector público apenas cubren el 14% de los gastos necesarios para alimentar a una familia.

El salario mínimo en Venezuela, congelado por el gobierno de Nicolás Maduro, se ha quedado rezagado en comparación con la creciente inflación y los altos costos de los alimentos. Actualmente, el salario mínimo mensual equivale a tan solo el 1% del costo de la canasta alimentaria familiar. Esta disparidad entre los ingresos de los trabajadores y los precios de los alimentos ha generado una profunda crisis de acceso a la alimentación básica en el país.

El impacto de esta situación es especialmente grave para los trabajadores del sector público, quienes, a pesar de recibir bonos adicionales, solo logran cubrir una pequeña fracción de los gastos necesarios para alimentar a sus familias. Los ingresos de estos trabajadores, sumados a los bonos, representan apenas el 14% del costo total de la canasta alimentaria.

Ante esta realidad, los trabajadores venezolanos se enfrentan a serias dificultades para garantizar la seguridad alimentaria de sus hogares. Muchas familias se ven obligadas a reducir la calidad y la cantidad de alimentos que consumen, lo que tiene un impacto negativo en su nutrición y salud. Además, el acceso a alimentos básicos se ha vuelto cada vez más precario, lo que ha llevado a largas colas y escasez en los establecimientos comerciales.

La falta de actualización del salario mínimo y la persistente inflación han generado un profundo descontento entre los trabajadores, quienes luchan por satisfacer sus necesidades básicas en medio de una economía en crisis. Organizaciones sindicales y defensores de los derechos laborales han instado al gobierno a tomar medidas urgentes para abordar esta situación, incluyendo el ajuste del salario mínimo de acuerdo con la inflación y la implementación de políticas que fomenten la estabilidad económica.

La situación económica en Venezuela continúa siendo uno de los mayores desafíos para el bienestar de la población. El elevado costo de la canasta alimentaria y la incapacidad de los trabajadores para cubrir esos gastos reflejan la urgente necesidad de tomar medidas concretas para abordar la crisis económica y garantizar el acceso a alimentos básicos para todos los ciudadanos.