Censura amenaza el estreno de «Simón», película venezolana aclamada en el Festival de Cine

0
395

El anticipado estreno en cines comerciales de la película venezolana «Simón» podría enfrentar serias dificultades debido a la activación de un grupo oficialista que busca censurarla. Esta obra, dirigida por Diego Vicentini, se destacó al obtener seis galardones en el Festival de Cine Venezolano celebrado en Mérida en julio pasado, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor de Reparto, Mejor Fotografía, Mejor Edición y Mejor Guion.

Con información de TalCual

Sin embargo, a tan solo dos días de su estreno comercial en Venezuela, el abogado Gabriel Costanzo ha presentado una denuncia ante la Dirección General contra Delitos Comunes del Ministerio Público, con el objetivo de evitar que la película «Simón» llegue a las salas de cine. Costanzo argumenta que la película promueve la violencia en el país y presenta un discurso cinematográfico explícitamente violento y amenazante. Además, sostiene que la cinta hace apología del delito del terrorismo y del odio.

Si la Fiscalía y los tribunales finalmente toman medidas en contra de la película, sería la primera vez que se produce una censura abierta contra una obra cinematográfica que el propio sector cultural del cine en Venezuela ha elogiado y premiado en el Festival de Cine de Mérida.

La película «Simón» narra la historia de Simón, interpretado por Christian McGaffney, un venezolano que busca asilo político en Estados Unidos después de protestar enérgicamente contra el gobierno nacional en 2017. La película ha sido elogiada como un relato conmovedor que aborda las experiencias de aquellos que han sido reprimidos y silenciados en el contexto político venezolano.

La censura de obras cinematográficas no es algo nuevo en Venezuela, recordando el caso de la película sobre la historia del boxeador Edwin «El Inca» Valero, que fue retirada de los cines del país poco después de su estreno en 2016. La sociedad, y especialmente el sector cultural, debe unirse para garantizar que las obras de ficción puedan ser exhibidas ante el público cumpliendo con la Ley de Cine vigente, que garantiza un mínimo de dos semanas de proyección para todo estreno nacional, y para preservar la libertad creativa en el séptimo arte.