Cerrar el Darién en Panamá, la promesa del presidente electo de ese país, José Raúl Mulino

0
328

El domingo 5 de mayo por la noche, el Tribunal Electoral del país centroamericano anunció que José Raúl Mulino, de ideología derechista, había sido elegido presidente. Durante su campaña, Mulino prometió cerrar la frontera con Colombia, ubicada en una zona selvática, debido a la crisis migratoria que enfrenta la región.

“Vamos a cerrar Darién y vamos a repatriar a todas estas personas como corresponde, respetando los derechos humanos”, fue una declaración de Mulino durante una de sus apariciones en Panamá.

El presidente electo afirmó que puede manejar la situación migratoria eficazmente porque conoce bien el área y ya tuvo experiencias similares al enfrentarse a guerrilleros de las Farc en 2010, cuando fue ministro de Seguridad bajo el gobierno de Ricardo Martinelli, quien también lo apoyó en estas elecciones.

Los datos proporcionados por las autoridades panameñas indican que hasta febrero de este año, 68.400 migrantes cruzaron ilegalmente la selva, un aumento del 33% comparado con los 45,727 individuos que lo hicieron en el mismo periodo de 2023, estableciendo un nuevo récord.

Mulino, quien también fue ministro de Relaciones Exteriores, fue electo con la promesa de revitalizar la economía de su país como en los tiempos del gobierno de Martinelli. “Panamá volverá a brillar económicamente como lo hicimos en el Gobierno de Martinelli”, repetía frecuentemente durante su campaña.

Se consagró como candidato presidencial con más del 30% de los votos, confirmando así las proyecciones de varias encuestas que lo situaban como el favorito. Este desarrollo ocurrió después de que Martinelli, envuelto en un escándalo de corrupción, fuera reemplazado abruptamente en la contienda electoral.

Antes de su triunfo electoral, Mulino visitó a Martinelli en la embajada de Nicaragua en Panamá, donde este último busca asilo.

Este domingo, aproximadamente 3 millones de panameños fueron convocados a las urnas para elegir, además del presidente y vicepresidente, a 20 diputados al Parlacen, 71 a la Asamblea Nacional, 81 alcaldes, 701 representantes de corregimiento y 11 concejales, con sus respectivos suplentes, para el periodo que inicia el 1 de julio de 2024 y termina el 30 de junio de 2029.

El pasado 5 de marzo, Mulino fue oficialmente designado candidato del partido «Realizando Metas» después de la descalificación de Martinelli por una condena de más de 10 años de prisión por lavado de dinero.

Mulino, abogado y antiguo ministro, conocido como «Stalin Mulino» por su parecido con el líder soviético, comenzó su carrera legal en 1982 y obtuvo un máster en Derecho Marítimo en 1983. Fue cofundador del bufete Fábrega, Molino y Mulino hasta 2015.

También jugó un papel crucial en la Cruzada Civilista contra el general Manuel Antonio Noriega, derrocado y capturado por fuerzas estadounidenses en 1989. En el gobierno de Guillermo Endara, asumió roles como viceministro y ministro de Relaciones Exteriores.

En 1994, Mulino se convirtió en el primer canciller panameño en visitar Rusia, marcando 90 años de relaciones diplomáticas. Su carrera pública concluyó como magistrado suplente de la Corte Suprema de 1994 a 1996.

Casado con Maricel Cohen desde 1985, tiene cuatro hijos y el mismo número de nietos. Durante la presidencia de Martinelli, se destacó por su actuación durante las protestas en Bocas del Toro en 2010, que resultaron en enfrentamientos graves.

Mulino perdió en las primarias de Cambio Democrático frente a Rómulo Roux en 2018, pero ha declarado que, de ser electo, ayudaría a Martinelli «como corresponde de acuerdo a la ley», después de que el actual gobierno negara un salvoconducto para viajar a Nicaragua.

Con información de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí