Chile enviará una delegación a Venezuela para organizar más vuelos de repatriación de los varados en su frontera con Perú

0
344

El ministro de Exteriores chileno dijo que los aviones podrían partir de Santiago y “otros territorios” a fin de descongestionar la situación en el límite fronterizo

Infobae

El ministro de Exteriores de Chile, Alberto van Kleveren, anunció que este miércoles viajará a Caracas una delegación encargada de “negociar” con las autoridades de Venezuela nuevos vuelos humanitarios para la repatriación de migrantes.

Con esta medida, el Gobierno chileno busca solucionar la crisis migratoria desatada en su frontera con Perú y en el marco de la que ya se gestionó después de que un vuelo con 115 venezolanos a bordo aterrizara el domingo en Venezuela.

“Esperamos (que el del domingo) sea el primero de varios vuelos, que deben ser objeto de negociación diplomática. Y por eso quiero anunciar que una delegación de Exteriores viajará a Caracas mañana”, manifestó este martes el ministro Van Kleveren.

“Queremos saber la disposición de Venezuela para generar nuevos vuelos. La información que nos ha entregado su Embajada en Chile es que hay varios ciudadanos que quieren regresar, pero no sabemos cuántas personas son”, apuntó.

Dicha comitiva diplomática estará integrada por el secretario general de Política Exterior, Alejandro Wetzig, y el director general consular, Rodrigo Donoso, tal y como recoge la cadena de televisión chilena T13.

Van Kleveren detalló que los próximos vuelos no tienen por qué partir desde Arica, sino que es posible que las autoridades organicen nuevos despegues desde la capital, Santiago, y “otros territorios” a fin de descongestionar la situación en la frontera.

Respecto a la situación migratoria con otros países de la región, Van Kleveren incidió en que con Bolivia “no hay problema de flujo migratorio” pues son “migrantes temporales” que “no tienen voluntad de establecerse en el país”.

Sobre Perú, el ministro descartó que exista un conflicto diplomático respecto al tema migratorio, si no que se trata exclusivamente de “un exceso de una de las autoridades locales peruanas”. “Pero eso se quedó ahí”, zanjó Van Kleveren.

Unos 400 migrantes, principalmente venezolanos, han permanecido desde hace más dos semanas en la zona limítrofe de Chile y Perú, con la intención de abandonar territorio chileno ante el endurecimiento de los controles migratorios por parte del gobierno de Gabriel Boric.

El vuelo del domingo a Venezuela, que partió desde la ciudad de Arica, unos 2.000 km al norte de Santiago, fue realizado con la aerolínea privada Estelar como parte del programa ‘Retorno a la Patria’ que impulsa el régimen de Nicolás Maduro. Los 115 venezolanos que regresaron a su país aguardaban en el paso fronterizo de Chacalluta en Chile. Horas antes de embarcar fueron trasladados a albergues en Arica. Otros cuatro venezolanos finalmente no pudieron abordar el vuelo, por contar con órdenes de arraigo pendientes, según la Cancillería chilena.