CIDH pide a países de la región otorgar estatus de refugiado a migrantes venezolanos

0
277

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha presentado un informe que detalla las razones detrás de la migración masiva de millones de venezolanos en los últimos años. Según el informe titulado «Personas Migrantes y Refugiadas provenientes de Venezuela», este movimiento migratorio es actualmente el más grande en la región y uno de los más grandes del mundo, y se debe a una estrategia de supervivencia para proteger derechos fundamentales como la vida, la integridad personal, la salud y la alimentación.

El documento destaca que las principales causas de esta migración son las graves violaciones de derechos humanos, el cierre de espacios cívicos y la falta de acceso a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. Desde 2015, más de 7 millones de personas han abandonado Venezuela y muchas de ellas se ven obligadas a realizar travesías peligrosas para llegar a su destino, cruzando rutas migratorias irregulares, zonas fronterizas insalubres o viajando en embarcaciones precarias.

En sus conclusiones, la CIDH insta a los países de la región a reconocer el estatus de refugiado a las personas que provienen de Venezuela, con el fin de brindarles una protección acorde a la naturaleza forzada de su desplazamiento. Esto se basa en la definición de persona refugiada establecida en la Declaración de Cartagena, que incluye a aquellos que huyen de un territorio debido a riesgos para su vida, seguridad, libertad o violación masiva de derechos humanos.

Además, la CIDH exhorta al Estado Venezolano a garantizar el acceso a documentos de identidad, como actas de nacimiento y pasaportes, a todas las personas con derecho a la nacionalidad venezolana, tanto dentro del país como en las sedes consulares en el extranjero, sin discriminación alguna y dentro de un plazo razonable. También pide que todas las personas que deseen acogerse al «Plan Vuelta a la Patria» lo hagan de manera libre, voluntaria e informada.

Es importante que los países de la región tomen medidas para abordar esta crisis migratoria y brinden protección y apoyo a los venezolanos que se ven obligados a dejar su país en busca de mejores condiciones de vida. La situación en Venezuela requiere una respuesta humanitaria y solidaria por parte de la comunidad internacional.