¿Cómo afectará la llegada de Javier Milei a la relación de Argentina con China?

0
280

El nuevo presidente electo de Argentina, Javier Milei, ha generado incertidumbre en la relación del país con China al expresar su intención de romper relaciones con «los países comunistas». Sin embargo, expertos señalan que Milei ha suavizado su postura en las últimas semanas, lo que sugiere una posible reconsideración de sus decisiones.

China ha dejado claro que Argentina no está interesada en romper relaciones con un país tan importante como China. El presidente chino, Xi Jinping, felicitó a Milei por su victoria electoral y destacó el apoyo y el respeto mutuo entre ambos países. Milei agradeció la carta y envió sus mejores deseos al pueblo chino, invitándolo a su toma de posesión.

Según expertos, la retórica de campaña de Milei puede ser atribuida a la demagogia y a una comprensión limitada de las relaciones exteriores. Además, la experiencia de otros líderes, como Jair Bolsonaro en Brasil, muestra que las amenazas de romper relaciones con China suelen ser contrarrestadas con paciencia y sin provocaciones por parte de China.

Aunque Milei ha mostrado cierta moderación en sus declaraciones, aún no ha expresado un cambio drástico en la relación con China. Esto genera dudas sobre el futuro de la relación bilateral. Sin embargo, los expertos consideran que lo más probable es que se mantenga una relación pragmática en lo económico y se produzca un quiebre en lo político.

China es uno de los mayores socios comerciales de Argentina. Durante los primeros nueve meses del año, Argentina exportó a China por valor de 3.963 millones de dólares y importó productos por 11.045 millones de dólares, dejando un déficit de 7.082 millones de dólares. Además, China es una fuente importante de inversiones, especialmente en sectores estratégicos como el litio y el petróleo.

La posible entrada de Argentina en los BRICS también genera incertidumbre. Expertos opinan que Milei podría rechazar la invitación, pero señalan que esto podría ser visto como un desaire tanto para China como para Brasil, los dos principales socios comerciales de Argentina.

En resumen, aunque Milei ha mostrado un cambio de tono en sus declaraciones, la relación entre Argentina y China sigue siendo un tema de incertidumbre. Sin embargo, los expertos consideran que es probable que se mantenga una relación pragmática en lo económico y que se produzca un quiebre en lo político.