¡CONÓCELA! La extraordinaria historia de Tom Stuker, el viajero más frecuente del mundo

0
595

Si viaja con frecuencia, quizá piense que sabe un par de cosas sobre el arte de viajar en avión. Pero, ¡alto ahí! El legendario Tom Stuker, de 69 años de Nueva Jersey, tiene 23 millones de millas bajo el cinturón de seguridad: es el viajero más frecuente del mundo. Lo que le distingue no es sólo su extraordinario kilometraje, sino también la inusual forma en que paga sus vuelos.

Infobae

Es que en 1990, Stuker tomó una decisión inteligente y gastó USD 290.000 en un pase ilimitado y vitalicio de United Airlines. No imaginaba que esta inversión lo catapultaría a aventuras que la mayoría de nosotros sólo podemos soñar. El asiento 1B se convirtió en su segundo hogar, en un viaje sin escalas, surcando los cielos y recorriendo millones de kilómetros.

En su mejor año, Stuker se subió a 373 vuelosEn su mejor año, Stuker se subió a 373 vuelos

Para graficar los extraordinarios beneficios, su mejor año fue en 2019, donde se subió a 373 vuelos, recorriendo la alucinante cantidad de 2,3 millones de kilómetros. Si hubiera pagado esos billetes de su bolsillo, le habrían costado USD 2,44 millones… Un retorno de la inversión por las nubes.

Mientras que la mayoría de los viajeros se centran en acumular millas para conseguir vuelos gratis, las motivaciones de Stuker residen en la acumulación de millas para otros usos, proque los viaje sya los tiene. Su codiciado pase vitalicio le permite acumular puntos con facilidad, y disfruta de las ventajas exclusivas que conlleva el estatus Global Services de United. Aunque el valor de las millas disminuye cuando se tiene acceso ilimitado a asientos confirmados en primera clase y clase business, Stuker no se deja intimidar. Está decidido a alcanzar el siguiente umbral de millas, alimentando continuamente su programa de fidelidad.

A pesar de ser un pasajero muy poco rentable, la aerolínea va más allá para honrar y celebrar sus hitos.A pesar de ser un pasajero muy poco rentable, la aerolínea va más allá para honrar y celebrar sus hitos.

Quizás se pregunte qué hace Stuker con todas esas millas. Curiosamente, se desvía del camino trillado, canjeándolas por una amplia gama de premios no relacionados con los vuelos. Desde lujosas suites de hotel y cruceros Crystal hasta comidas gourmet e incluso tarjetas regalo de Walmart por valor de USD 50.000 para la reforma de la casa de su hermano. En un giro sorprendente, una vez pujó millas en una subasta para asegurarse un cameo en la icónica comedia Seinfeld. Está claro que la pasión de Stuker por volar va más allá de las nubes y penetra en el reino de las experiencias extraordinarias.

El trato de United Airlines a Stuker es una prueba de su aprecio por sus clientes más entregados. A pesar de ser un pasajero muy poco rentable, la aerolínea va más allá para honrar y celebrar sus hitos. Han bautizado aviones con su nombre, han organizado fiestas en su honor y han fomentado la camaradería entre él y sus empleados. La lealtad inquebrantable de Stuker y sus efusivos elogios a la aerolínea se han convertido en una fuente de publicidad positiva, mostrando el vínculo único entre un pasajero y una aerolínea que va más allá del mero negocio.

Un hombre alcanzó las 20 millones de millas con una aerolínea. Crédito: IG/ua1flyerUn hombre alcanzó las 20 millones de millas con una aerolínea. Crédito: IG/ua1flyer

La leyenda del mundo de las millas y los puntos brinda consejos alucinantes para quienes lo quieran imitar:

¿Cómo conseguir un trato VIP?

En cuanto pone un pie en el avión, siempre pone cara de amigo y finge conocer a la primera azafata que ve. ¿Por qué? Bueno, esa persona es probablemente el jefe de la tripulación de cabina, y hacerse amigo suyo puede desbloquear un tesoro de ventajas. Imagínese esto: Stuker se pasea por el pasillo, esboza una sonrisa y exclama: “¡Me acuerdo de ti! La última vez nos atendió muy bien. Quería darte las gracias otra vez”. ¡Bingo! De repente, todo tipo de regalos empiezan a llegar…

Stuker usa sus millas en lujosas suites de hotel, cruceros Crystal y comidas gourmetStuker usa sus millas en lujosas suites de hotel, cruceros Crystal y comidas gourmet

El asiento perfecto

Si la suerte no le ha sonreído durante el proceso de reserva, no tema. Cuando suba al avión, saque su smartphone y consulte la aplicación del mapa de asientos. ¡Voilà! Si ve un asiento libre mejor que el que le han asignado, no dude en cogerlo. La tripulación de cabina no pestañeará y tú estarás bien sentado en un santiamén.

El equipaje

Stuker tiene una regla cardinal: nunca, nunca facturar una maleta. Han oído bien. Viajen ligeros, amigos, y ahorrarán un tiempo precioso. Stuker nos recuerda que en todas las ciudades hay lavanderías y tiendas, así que puedes reutilizar fácilmente la ropa y recoger cualquier artículo esencial olvidado. Diga adiós a las esperas en la cinta de maletas y hola a la libertad.

En sus viajes por todo el mundo, Stuker ha sido testigo de todo, desde deliciosos macarrones con queso y langosta hasta momentos desgarradores. Ha visto a pasajeros llegar a su destino final en pleno vuelo, lo que le ha hecho reflexionar sobre la fragilidad de la vida.

Cuando Stuker tiene los pies en la tierra, es cofundador de Automotive Training Network, una consultora mundial de venta de coches. Pero esa es su actividad secundaria, porque es realmente feliz cuando surca los cielos. Con su esposa Darlene, que comparte su amor por viajar.

Su vida es innegablemente poco convencional. El cielo es el límite para Tom Stuker en su extraordinario viaje, impulsado por su amor a volar y el deseo de batir récords que quizá nunca sean superados.