Correa comenta con RT el caso de espionaje de una empresa española para la CIA

0
478

La Justicia española investiga a un exmilitar, dueño de la empresa de seguridad UC Global, SL, por espiar al expresidente ecuatoriano Rafael Correa durante reuniones que mantuvo en 2018 con exmandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay.

Con Informacion de RT

La Justicia española está llevando a cabo una investigación sobre un exmilitar, dueño de la empresa de seguridad UC Global, SL, por espiar al expresidente ecuatoriano Rafael Correa durante reuniones que mantuvo en 2018 con exmandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay. Se ha revelado que los informes de espionaje habrían sido entregados a la CIA.

Después de conocer que tanto él como sus hijas fueron espiados por el dueño de la empresa de seguridad Undercover Global SL, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó su «satisfacción» por la ausencia de pruebas que pudieran ser utilizadas en su contra.

«¿Cuál es la satisfacción que uno tiene? Nos ha espiado la CIA durante años. La computadora me la dio Undercover Global (UC Global SL), es decir, tenían total acceso a mi computadora, a mi teléfono, contrataron a empresas para investigar nuestras cuentas, nuestros movimientos financieros y migratorios, y, pese a todo eso, no les queda más que condenarnos ‘por influjo psíquico’ porque como somos gente de manos limpias, tienen que inventarse calumnias para acusarnos de algo», afirmó en declaraciones a RT.

Según Correa, las actividades de espionaje habrían comenzado en 2015, mientras él aún estaba al frente de la jefatura de Estado, y se extendieron por ocho años.

Video de la entrevista a Rafael Correa ===> https://vk.com/video_ext.php?oid=-61174019&id=456256652&hash=310d0c83f86792f5

El escándalo se destapó después de que la Justicia española investigara a David Morales, un exmilitar y dueño de la empresa de seguridad UC Global, SL, por espiar a Correa durante reuniones que mantuvo en 2018 con exmandatarios de Argentina, Brasil y Uruguay. Los informes de espionaje habrían sido entregados a la CIA, según lo revelado por el diario El País.

Correa lamentó haber confiado la seguridad de la embajada ecuatoriana en Londres a la empresa de seguridad española UC Global entre 2007 y 2017. En esa sede diplomática se encontraba refugiado el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

El expresidente también condenó la intervención de las comunicaciones de sus hijas, quienes en ese momento eran menores de edad.

Durante la entrevista, Correa afirmó que en el palacio presidencial hubo reuniones para informar al entonces presidente Lenín Moreno sobre todos sus movimientos financieros y migratorios. «Comenzaron a ofrecerle la información que se generaba ahí al expresidente Moreno, quien la aceptó gustoso», puntualizó.

El líder latinoamericano manifestó que la maniobra de interceptar las conversaciones de sus hijas, Sofía y Anne, a través de unos teléfonos que les había dado la compañía española, tenía la intención de hallar «algo ilícito, reñido con la moral» para extorsionarlo.

«Nunca van a encontrar eso en mis hijas, que son unas chicas magníficas. Entonces se quedaron con la frustración, pero solo el hecho demuestra que no tienen ni límites ni escrúpulos», afirmó.

Finalmente, Correa destacó que como «no se encontró nada», quienes llevaron a cabo el espionaje ahora enfrentan «problemas judiciales muy graves en España».