¡PARALOGISMO! Maduro anuncia créditos en dólares…pero en billetes con la cara de Simón Bolívar

@DolarToday / Feb 4, 2022 @ 9:00 am

¡PARALOGISMO! Maduro anuncia créditos en dólares…pero en billetes con la cara de Simón Bolívar

Maduro hizo un anuncio con bombos y platillos: le permitiría a los bancos venezolanos dar un poco más de créditos. Pero solo un poco, no mucho. Es decir, soltaría solo un tanto la cuerda con la que los ha amarrado desde hace ya varios años para que tomen algo de aire y hacer lo que en teoría deben hacer: prestar dinero

Ariana Briceño Rojas
3 de febrero de 2022 11:30 am

“Créditos en dólares” lo que debes saber de la nueva medida de Maduro

En medio de un evento con banqueros, en su mayoría presidentes de las entidades que maneja el mismo gobierno, el presidente Nicolás Maduro, la vicepresidente Delcy Rodríguez y el ministro Tareck El Aissami se sentaban en una mesa con una enorme pantalla de fondo donde se leía “Impulso Bancario”. Desde allí anunciaban dos medidas. La primera, la reducción del encaje legal a la banca de 85% a 73%; y la segunda, el permiso a la banca de prestar el 10% de los depósitos en divisas.

Los economistas ya tomaron posturas al respecto de las medidas. Señalan que la reducción del encaje y el crédito en divisas es un paso acertado para oxigenar a una banca disminuida y casi inexistente. Sin embargo, los porcentajes anunciados por el gobierno son irrisorios para las necesidades de crédito que tiene el sector privado nacional.

El economista Aaron Olmos celebra la intención, mas no el resultado: “El asumir una modificación en la política monetaria del Banco Central de Venezuela es en principio positivo. Sin embargo, el aparato productivo nacional requiere más que el 37% de los depósitos de la banca para ser entregados en créditos”.

¿Cuánto dinero podrá prestar la banca?
Antes del anuncio hecho por Maduro, la banca venezolana contaba con una cartera de crédito que apenas llegaba a 400 millones de dólares. En términos prácticos, eso representa apenas un punto porcentual del PIB venezolano. Lo cual es prácticamente nada, si tomamos en cuenta la cartera de créditos de la banca de países vecinos.

Con el anuncio las cosas no cambian mucho. La suma de los créditos que se pueden otorgar en dólares (cerca de $74 millones) y los créditos en bolívares, que podrán darse con la reducción del encaje legal de 85% a 73%, alcanza apenas a 100 millones de dólares. Es decir, que la banca venezolana ampliará su cartera de créditos de 400 a 500 millones de dólares, lo cual la sigue ubicando en el orden de un punto porcentual del PIB.

Según datos del Banco Mundial, el crédito de la banca al sector privado en Colombia representa 54 puntos de su PIB, el de Brasil es 70 puntos de su PIB, Chile cuenta con créditos sobre los 120 puntos de su PIB, y países de economías “modestas” como Bolivia cuentan con una cartera de créditos que alcanza los 71 puntos de su PIB. La lista sigue y los montos siguen siendo muchos más altos que los otorgados en Venezuela.

¿A qué sectores se dirigirá el crédito?
Si al escuchar el anuncio, pensabas correr a pedir una tarjeta de crédito o un crédito para comprar un apartamento, es mejor pisar el freno. El volumen real de esta medida en cuanto a cantidad de dinero a otorgar en préstamos no es lo suficientemente grande como para que todas las familias venezolanas saquen sus tarjetas de créditos para poder comprar comida, ropa o electrodomésticos.

Los sectores priorizados para el crédito aún no están definidos. El anuncio de las medidas por parte del Ejecutivo plantea unas directrices gruesas sobre lo que viene, pero el detalle todavía no está claro.

Para el economista Olmos, lo más probable es que en un primer momento el crédito se dirija a sectores económicos empresariales que en los últimos años han tenido que sacar de su bolsillo el dinero para invertir en sus negocios. Sin embargo, el crédito a los particulares sería un paso clave para la activación del consumo.

El problema al activar el crédito a personas naturales es que de verdad exista el dinero para prestar. Los números no mienten. Por el momento, los 100 millones de dólares que se suman a los 400 millones que ya se están moviendo en créditos en el país no brindan un margen para que todos tengan una tajada de crédito.

Todavía queda esperar la definición de sectores a los que se dirigirá el crédito . “Yo no descarto que en algún momento la banca empiece a instruirse para habilitar el crédito a los particulares”, asegura el economista.

¿Cuánto crédito necesita Venezuela?
Mucho. En una entrevista realizada por el portal El Cooperante, el presidente de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, analizaba la situación de la banca y de la economía venezolana y estimaba que el sector privado requeriría alrededor de 6 mil millones de dólares de financiamiento para poder reactivarse.

Según Oliveros, para que esto ocurra no solo se debería liberar el encaje por completo, sino optimizar el ecosistema en dólares. Tras el anuncio, el presidente de Ecoanalítica reaccionó en twitter y señaló que el alcance la medida es “en extremo limitada”.

Si se toma en cuenta las estadísticas manejadas por Ecoanalítica, entonces con las nuevas medidas de Maduro, Venezuela contaría con un crédito al sector privado que no llega al 10% de los requerimientos actuales.

¿Por qué el Gobierno de Maduro restringe el crédito?
La política de restringir el crédito a la banca no es nueva. El encaje legal es una medida que adoptó el gobierno, sin éxito, para intentar frenar la inflación.

“El ejecutivo asumió que por esa vía podría regular la hiperinflación, eliminando la capacidad de las personas de solicitar créditos. Evidentemente esa estrategia no funcionó porque de una gran inflación pasamos a una hiperinflación”, apunta el economista Aaron Olmos.

En sí, el encaje legal se refiere al porcentaje de depósitos de la banca que no se pueden prestar. Para Olmos, este encaje en este momento debería ubicarse en 35% y no en 73%.

Otro punto ha sido la restricción a la banca de usar sus captaciones en divisas, que representan más de 50% de sus depósitos totales, para ser prestadas en forma de créditos. Con la nueva medida, ahora se podrá prestar tan solo el 10% de estos depósitos. Es decir que el encaje legal a los depósitos en dólares podría decirse que queda en 90%.

La estrategia oculta de Maduro: forzar el uso del bolívar
La autorización del crédito en divisas por parte de la banca nacional tiene sus cosas ocultas. El comerciante o empresario que obtenga un crédito en dólares no obtendrá la moneda con la cara de Benjamin Franklin, sino el billete con la cara de Simón Bolívar.

Entre las medidas se estableció que aunque el crédito es otorgado en dólares, será liquidado en bolívares a la tasa del Banco Central de Venezuela. ¿Por qué sucede esto? Muchos señalan que es una medida más del Gobierno de Maduro para mantener viva a la moneda nacional, superada en uso por las divisas.

“Esto va a incrementar el nivel de liquidez del mercado interno y busca incentivar el uso del bolívar. Esto va en la misma línea de la reciente Reforma de la Ley Impuesto a las Grandes Transacciones Comerciales, en la cual se coloca un impuesto al pago en dólares y criptomonedas para aumentar el uso del bolívar”, señala Olmos.

Fuente: El Estímulo

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*