Crisis política en Países Bajos: se derrumbó la coalición de gobierno y el Primer Ministro anunció que renunciará

0
426

Con Informacion de Infobae

La coalición de centroderecha que gobierna en Países Bajos se ha derrumbado debido a diferencias sobre la reforma del sistema de asilo. El primer ministro Mark Rutte exigió la restricción de la reagrupación de los familiares directos de los refugiados de guerra, lo que provocó la caída de la coalición y la convocatoria de elecciones anticipadas en octubre o noviembre.

Rutte anunció su renuncia, diciendo: «Esta noche, desafortunadamente, llegamos a la conclusión de que las diferencias eran insuperables. Próximamente presentaré mi dimisión al rey en nombre de todo el gobierno».

Los cuatro partidos que conforman el gobierno han estado en desacuerdo durante meses sobre cómo manejar la afluencia de refugiados, pero las tensiones se intensificaron cuando Rutte propuso limitar a 200 el número de familiares de refugiados reunidos por mes y establecer un período de espera de dos años antes de que puedan viajar a Países Bajos.

Esta propuesta ha sido considerada inviable por los partidos progresistas D66 y Unión Cristiana (CU), este último considera que el respeto a la familia es una línea roja.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte (AP Foto/Darko Vojinovic)

No está claro qué sucederá a partir de ahora y la cúpula del gobierno aún no ha proporcionado explicaciones. Entre las opciones que se barajan se encuentran la celebración inmediata de elecciones o la posibilidad de que uno de los partidos continúe con Rutte en un gobierno en minoría.

El gobierno de Rutte asumió el cargo en enero de 2022 y ha gobernado durante un año y medio. Esta es la tercera vez que un gabinete liderado por Rutte no llega al final de la legislatura, y es posible que se vea obligado a celebrar elecciones anticipadas, como ocurrió en 2012 y 2021.

La reforma del sistema de asilo ha sido un tema de discusión en Países Bajos durante varios meses. La propuesta de suspender el derecho a reunificar a padres, hijos y parejas de refugiados ya había sido considerada inaceptable en negociaciones anteriores. Rutte volvió a plantear este punto esta semana.

Países Bajos ha estado lidiando con el desafío de la afluencia de refugiados, y el año pasado cientos de solicitantes de asilo se vieron obligados a dormir al aire libre en condiciones precarias debido a la falta de camas disponibles. El gobierno ha trabajado en una ley para proporcionar alojamiento a los recién llegados, pero aún no ha sido aprobada.

Rutte también ha promovido esfuerzos a nivel de la Unión Europea para abordar la inmigración y visitó Túnez recientemente para ofrecer ayuda financiera y frenar la migración desde ese país.

Esta situación pone fin al tercer gabinete liderado por Rutte que no logra completar su mandato.

Ahora se espera la celebración de elecciones anticipadas y el futuro político de Países Bajos está en incertidumbre.