Daniel Noboa, el presidente electo de Ecuador, viajó a Europa para sumar apoyos y tecnología para la lucha contra el crimen

0
354

El presidente electo de Ecuador, Daniel Noboa, ha realizado una gira por Europa y se espera que próximamente viaje a los Estados Unidos. Durante sus encuentros internacionales, Noboa ha buscado obtener apoyo para fortalecer su Plan Fénix, una propuesta que presentó durante su campaña y que tiene como objetivo principal crear un sistema de inteligencia unificado y equipar a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas con armas y tecnología de última generación.

A través de sus redes sociales, Noboa informó sobre una reunión que sostuvo con el Instituto Ítalo-Latinoamericano (IILA) en Italia, donde se abordaron temas relacionados con la lucha contra el crimen organizado, el lavado de activos y la gestión penitenciaria. Según el presidente electo, estos temas enriquecerán su Plan Fénix y contribuirán a restablecer la seguridad y la paz en el país.

Durante la reunión, Noboa estuvo acompañado por el encargado de negocios de la Embajada de Ecuador en Italia, Patricio Troya, la concejera Cecilia Arboleda y otros colaboradores cercanos. El IILA, en un comunicado, destacó el aprecio y la confianza que Noboa ha mostrado hacia la organización y se comprometió a apoyar la agenda del nuevo gobierno, especialmente en la lucha contra el tráfico de drogas.

Desde el 18 de octubre, el presidente electo ha estado fuera del país, comenzando su viaje en Colombia, donde tuvo una reunión con el canciller Álvaro Leyva. Posteriormente, se trasladó a España, donde se reunió con inversionistas y migrantes. Según informes, Noboa también tiene planeado visitar los Estados Unidos para buscar posibles inversores.

El Plan Fénix propuesto por Noboa tiene un costo estimado de USD 830 millones y se llevará a cabo durante un período de diez años. El objetivo principal es centralizar los servicios de inteligencia, que actualmente se encuentran distribuidos entre la policía, el ejército y los organismos gubernamentales. Se planea que la nueva agencia de inteligencia esté bajo la supervisión directa de la Presidencia y que defina las prioridades en materia de seguridad para las fuerzas del orden.

Además, el plan propone una mayor participación de las Fuerzas Armadas en labores de control del crimen y seguridad. Se plantea la presencia militar no solo en las fronteras, sino también en puertos, aeropuertos y principales vías del país. Para lograr un mayor control, se contempla el despliegue de tropas y la implementación de tecnología avanzada, como sistemas satelitales, drones y radares, en estos puntos estratégicos.

Además de buscar cooperación en Europa, Noboa ha anunciado que su gobierno buscará ayuda del gobierno de Israel para implementar un sistema de vigilancia militarizada y reconocimiento facial en las zonas más conflictivas de las ciudades.

En Ecuador, las Fuerzas Armadas solo pueden brindar apoyo a la Policía Nacional en el control de la seguridad interna cuando se declara el Estado de Excepción. Durante su mandato, el presidente actual, Guillermo Lasso, ha emitido varios decretos para hacer frente a la inseguridad en el país. Sin embargo, el Plan Fénix propuesto por Noboa busca ampliar el rol de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad y control del crimen.