Daniel Noboa gana las presidenciales en Ecuador

0
467

Con el 90% de los votos escrutados

Con Informacion de France24

Daniel Noboa Azín ha sido elegido como el nuevo presidente de Ecuador en las elecciones adelantadas del 15 de octubre, convirtiéndose en el presidente más joven de la historia del país a los 35 años de edad.

  1. Resultados electorales: Con el 93% de las actas escrutadas, Daniel Noboa obtuvo el 52.1% de los votos, mientras que su oponente, Luisa González, del correísmo, obtuvo el 47.8%. Noboa reconoció su derrota y felicitó a Noboa como el nuevo presidente electo de Ecuador.
  2. Apoyo regional: Noboa obtuvo el respaldo mayoritario de la región sierra, incluyendo la provincia de Pichincha (donde se encuentra la capital, Quito), así como de las regiones amazónica y insular. Mientras tanto, la costa ecuatoriana votó mayoritariamente por Luisa González.
  3. Participación electoral: De los 13.4 millones de ecuatorianos habilitados para votar, 10 millones participaron en las elecciones. El voto nulo representó el 7.76% del total.
  4. Discurso de Daniel Noboa: En su primer discurso como presidente electo, Daniel Noboa agradeció al pueblo ecuatoriano por elegir su «proyecto político improbable» y se comprometió a trabajar en un país afectado por la violencia, la corrupción y el odio.
  5. Reacciones a la victoria: Luisa González reconoció su derrota antes de que el Consejo Nacional Electoral declarara oficialmente a Noboa como ganador, instando a la unión de los ecuatorianos. El presidente en funciones, Guillermo Lasso, también felicitó a Noboa y se comprometió a iniciar el proceso de transición presidencial.
  6. Expectativas y desafíos: Los simpatizantes de Noboa celebraron su triunfo y esperan un cambio en el paradigma político tradicional en Ecuador. Esperan que el nuevo presidente pueda abordar los desafíos en temas de seguridad, economía y educación en un contexto de inseguridad, crisis carcelaria y magnicidio.

En resumen, Daniel Noboa Azín ha sido elegido como el nuevo presidente de Ecuador en unas elecciones adelantadas y enfrenta importantes desafíos en su mandato, incluyendo la seguridad y la crisis múltiple en el país. Su elección marca un cambio en la política ecuatoriana, y se espera que aborde eficazmente los problemas que enfrenta el país.