Daniel Sancho cumple un mes en prisión provisional en Tailandia

0
368

Daniel Sancho, un español de 29 años, ha cumplido un mes en prisión provisional en la isla tailandesa de Samui, donde espera su juicio por el asesinato del colombiano Edwin Arrieta. Sancho fue detenido el 5 de agosto en la isla de Phangan y confesó el asesinato ante la Policía. Desde entonces, ha estado en la prisión de distrito de Samui, compartiendo celda con otros presos extranjeros.

Durante su tiempo en la cárcel, Sancho ha pasado tiempo leyendo y practicando Muay Thai. También ha recibido visitas regulares de su madre, Silvia Bronchalo, y desde el miércoles de su padre, el actor Rodolfo Sancho.

El abogado tailandés Anan Chuayprabat ha visitado a Sancho en cuatro ocasiones desde su ingreso. Sancho tiene derecho a una visita diaria de familiares y amigos autorizados, así como a tres llamadas por videoconferencia al mes.

El juicio de Sancho se llevará a cabo en el Tribunal de Samui, pero la fecha aún no se ha determinado. Según fuentes jurídicas, podría tener lugar a finales de año, dependiendo de la duración de la investigación policial y del informe de la Fiscalía.

Sancho y Arrieta se conocieron a través de Instagram el año pasado y habían quedado en la isla de Phangan el 2 de agosto, día en que ocurrió el asesinato y descuartizamiento del cirujano. Los restos de Arrieta han sido encontrados en diferentes lugares de la isla, incluyendo el mar.

La Policía está finalizando su informe de investigación sobre el caso y tiene previsto entregarlo a la Fiscalía a mediados de septiembre. Aunque el informe se entregue en los próximos días, la investigación podría continuar si la Fiscalía solicita más pruebas.

Este caso ha recibido una gran atención mediática y el número dos de la Policía de Tailandia ha querido transmitir un mensaje de control, anticipando en varias ocasiones el fin de las pesquisas y el envío inminente del informe, sin que esto haya sucedido aún.

La Policía de Phangan ha continuado trabajando en la compilación y análisis de pruebas, lo que ha retrasado el cierre del caso debido a la falta de resultados de sangre y ADN de los laboratorios a los que se enviaron las pruebas.

Una vez que el informe se entregue a la Fiscalía y esta a su vez lo entregue al juez antes de noviembre, se podrá fijar la fecha del juicio.

La permanencia de Sancho en la prisión de Samui dependerá de la condena que reciba en el juicio. Si la sentencia es más severa, será trasladado a la prisión de Surat Thani o a una prisión de máxima seguridad en Bangkok.

Según un convenio bilateral entre España y Tailandia, los presos españoles condenados en Tailandia pueden solicitar un traslado a una prisión española después de cumplir al menos cuatro años de condena, siempre y cuando no se trate de la pena de muerte. Sin embargo, este traslado podría demorarse más allá de los cuatro años y debe ser autorizado por ambos países.

Tailandia contempla la pena de muerte para crímenes como el asesinato premeditado, pero suele ser conmutada por cadena perpetua.

Por La Vanguardia