Darwin González: «En ningún momento he pretendido ofender a ninguna persona con mis palabras»

0
435

El alcalde de Baruta, Darwin González, ha justificado la construcción del controvertido club deportivo de pádel en La Alameda, basándose en un permiso general de construcción otorgado en 1979 por la Dirección General de Desarrollo Urbano del Distrito Sucre, que, según él, incluía un club deportivo.

En una nota de prensa, González afirma: «El proyecto del club deportivo de pádel La Alameda, ubicado en la Parcela D, Calle B de la urbanización La Alameda, cuenta con el respaldo histórico de la Dirección General de Desarrollo Urbano del Distrito Sucre, que otorgó el permiso general de construcción el 16 de enero de 1979. Esta aprobación establece la estructura de la parcela que incluye 34 parcelas con diversos usos, entre ellas un club deportivo».

En un video publicado en Instagram y en la nota de prensa, Darwin González se refiere a la polémica surgida después de que se refiriera a la abogada Fabiana Garantón, a quien supuestamente insinuó que no estaba capacitada para reclamar la construcción de las canchas de pádel debido a ser recién graduada. Sin embargo, evitó mencionar el nombre de la abogada y no pidió disculpas.

La polémica surgió a raíz de la difusión de un video grabado durante una asamblea de ciudadanos que rechazaban la construcción de las canchas de pádel, en la que participó González.

En el video viralizado en redes sociales, se ve a la abogada Fabiana Garantón defendiendo la causa de protección de las áreas verdes en la zona, en representación de la comunidad y junto a un grupo de vecinos.

Se aprecia a Darwin González aparentemente indignado por haber sido cuestionado por los vecinos y responde a la joven que no entiende «cómo se puede defender una causa con cualquier abogado recién graduado». Esto generó una ola de rechazo.

Ante la controversia generada por sus comentarios hacia la joven, en la nota de prensa difundida este lunes y en el video publicado en Instagram, González asegura que sus palabras fueron malinterpretadas y sacadas de contexto.

«El 22 de julio, el alcalde participó en una asamblea ciudadana celebrada en la urbanización La Alameda, donde se presentaron recomendaciones para abordar los aspectos complejos relacionados con el proyecto. En este contexto, el alcalde destacó la importancia de proteger los derechos fundamentales, el medio ambiente, la convivencia ciudadana y la propiedad privada», indica la nota de prensa.

Y continúa: «Es relevante mencionar que una de las recomendaciones hechas en dicha asamblea fue sacada de contexto, lo cual ha sido malinterpretado».

«Quiero dejar claro que en ningún momento he tenido la intención de ofender a ninguna persona con mis palabras. Mi recomendación se dio en virtud de la complejidad del caso en el que están involucrados derechos fundamentales, medio ambiente, convivencia ciudadana y propiedad privada. Propuse buscar los mejores abogados con experiencia y conocimiento en el tema para trazar una estrategia que nos lleve a encontrar un equilibrio y resolver el asunto», añadió.

Además, señala que, con el fin de fomentar un diálogo constructivo y transparente, se convocó a una reunión técnica y exploratoria en la Sede de la Alcaldía de Baruta, que se llevó a cabo el 27 de julio. En la misma participaron representantes de los vecinos y personal técnico del municipio.

«Durante esa reunión, se acordó crear una comisión conjunta con el objetivo de examinar detalladamente el proyecto y sus implicaciones, teniendo en cuenta las inquietudes planteadas por la comunidad», señala el texto.

Y explica que el jueves 3 de agosto, los vecinos Manuel Zerpa y la ingeniero Elena Aumaitre se reunieron con las direcciones de Catastro e Ingeniería Municipal para verificar la documentación legal de propiedad de los terrenos y su zonificación y uso, como parte del proceso para aclarar cualquier duda sobre la legalidad de la construcción de las canchas.

«El alcalde reafirma su compromiso de respetar los derechos de todos los vecinos del municipio y reitera que el objetivo es encontrar soluciones consensuadas, legales y factibles para el proyecto del club deportivo Pádel La Alameda. En este sentido, el diálogo y la cooperación entre todas las partes involucradas serán fundamentales para lograr una resolución satisfactoria que beneficie a la comunidad en su conjunto», concluye.