De África a Venezuela: ¿Cómo termina la arena del Sahara en los Médanos de Coro?

0
341

Cada año, a pesar de la gran distancia que separa a África de Venezuela, toneladas de arena del desierto del Sahara llegan a los Médanos de Coro. Este pequeño desierto ubicado en el estado Falcón es visitado por turistas de todas partes que quedan maravillados con la experiencia de deslizarse por sus inmensas colinas movedizas.

Efrain Barreto, un turista de 29 años, describe su visita a los Médanos de Coro como una experiencia inigualable. En medio de la arena, los turistas se divierten corriendo por las dunas, tomándose fotos al atardecer y disfrutando del clima seco de la región. Incluso los más pequeños intentan escalar las colinas de arena, cayendo y levantándose una y otra vez.

Los Médanos de Coro se encuentran en el Istmo de la Península de Paraguaná, una región caracterizada por sus condiciones cálidas y secas y hermosas playas. La NASA ha destacado este lugar como «la península arenosa de Venezuela», y se ha referido a él como un área única en el país.

Según el geógrafo Rafael Ruano, este fenómeno se debe a la acumulación de arena proveniente del desierto del Sahara, transportada por los vientos alisios del hemisferio norte. A pesar de la gran distancia, estas masas de arena atraviesan el Atlántico y se depositan en los Médanos de Coro, contribuyendo a la formación de las dunas.

El Ministerio de Ecosocialismo explica que la formación de las dunas se debe a la erosión eólica sobre las rocas, que se van desgastando y convirtiendo en pequeños granos de arena que, con el tiempo, forman las dunas lentamente.

Aunque se mueven constantemente debido a la acción de los vientos, es poco probable que los Médanos de Coro desaparezcan por completo. Según Ruano, esto requeriría un cambio catastrófico en la circulación de los vientos de la atmósfera, lo cual es altamente improbable.

En resumen, los Médanos de Coro son un lugar único en Venezuela, donde la arena del desierto del Sahara llega cada año gracias a los vientos alisios. Este pequeño desierto ofrece a los turistas una experiencia inigualable y muestra la fuerza y belleza de la naturaleza en constante movimiento.