¿De qué manera el gobierno de Maduro aprovecha las tensiones entre China y Estados Unidos?

0
321

A pesar de lo que muchos creen, Venezuela tiene un lugar en el tablero internacional y está aprovechando todas las oportunidades para ejercer presión, especialmente sobre Estados Unidos, país que ha impuesto sanciones a Caracas. Aunque ha logrado sortear algunas de estas sanciones con la ayuda de sus aliados no occidentales, la visita de Nicolás Maduro a China tiene un objetivo tanto económico como geopolítico.

En primer lugar, se ha comentado la necesidad del mandatario de obtener al menos 5.000 millones de dólares en vísperas de las elecciones presidenciales de 2024. Por otro lado, se habla del avance de China en comparación con Estados Unidos. Se espera que Maduro sea recibido por el presidente chino, Xi Jinping, quien parece haber preferido reunirse con el mandatario venezolano en lugar de retratarse con Joe Biden en la reciente cumbre del G20. Esto pone a Estados Unidos en una situación incómoda al tener que lidiar con la relación entre Venezuela y China.

Para un país como Venezuela, que está bajo sanciones, consolidar un acuerdo con China podría significar una dependencia económica total, ya que no hay opciones alternativas con la administración de Biden y mucho menos con Europa. Según el analista Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanalisis, esta visita busca acelerar la presión sobre Estados Unidos para que flexibilice las sanciones petroleras y evite la desoccidentalización.

La desoccidentalización, que también se está dando con la influencia de Rusia e Irán, es una de las preocupaciones del opositor Julio Borges, quien ha seguido de cerca lo que él llama un plan antioccidental. Borges cree que la visita de Maduro a China ofrece pistas sobre los próximos movimientos del mandatario, ya que busca retomar la dependencia con China y reducir la dependencia con Estados Unidos.

Borges también señala que no se debe mirar la visita de Maduro de forma aislada, sino evaluar las acciones de China, que utiliza a Venezuela como un peón en su juego geopolítico para incomodar a Estados Unidos y reforzar su presencia en el continente.

Según el profesor retirado Carlos Zambrano, experto en asuntos de China, las políticas de Estados Unidos hacia Venezuela han sido equivocadas, ya que han permitido la expansión de China. Por lo tanto, encontrar acuerdos sobre la flexibilización de sanciones y otros temas, siempre y cuando haya garantías del lado venezolano, sería un avance importante.

Recientemente, el diario británico Financial Times publicó que existen posibilidades de que Venezuela y Estados Unidos lleguen a un acuerdo amplio, lo cual ha generado un aumento leve en los bonos en Wall Street. Según Luis Vicente León, si esta interpretación es correcta, podríamos ver una flexibilización puntual de Estados Unidos para permitir la reinserción de Venezuela en el mercado petrolero. Aunque no se anuncie como un acuerdo formal, los impactos en la economía venezolana serían positivos y el camino hacia la mejora de las relaciones entre ambos países estaría en marcha.

Maduro está aprovechando la coyuntura de tensión entre China y Estados Unidos para fortalecer su alianza con Xi Jinping y presionar a los estadounidenses. Esta situación está siendo aprovechada por el mandatario venezolano, quien busca fortalecer su posición en el escenario internacional.

En resumen, la visita de Nicolás Maduro a China tiene objetivos económicos y geopolíticos. Venezuela busca consolidar su dependencia económica con China y presionar a Estados Unidos. A pesar de las tensiones entre China y Estados Unidos, existen posibilidades de que ambos países lleguen a un acuerdo amplio, lo cual tendría un impacto positivo en la economía venezolana. Maduro está aprovechando esta situación para fortalecer su posición en el tablero internacional.

Por El Nacional