Decisión de la CIJ, Por El Nacional

0
369

La Corte Internacional de Justicia dará a conocer hoy en audiencia pública su decisión sobre la excepción preliminar presentada por Venezuela en junio de 2022, en la que solicita la participación del Reino Unido como parte interesada en el proceso incoado unilateralmente por Guyana el 28 de marzo de 2018, sobre la nulidad/validez del laudo arbitral del 3 de octubre de 1899, considerado nulo por Venezuela desde siempre y con fundamento jurídico e histórico.

El Nacional

El 18 de diciembre de 2022 la Corte decidió que era competente para conocer la controversia planteada por Guyana, una decisión que fue cuestionada por Venezuela y criticada por muchos estudiosos del Derecho Internacional que consideraban que Venezuela nunca había aceptado en forma clara e inequívoca tal competencia del tribunal internacional.

Si la Corte acepta la excepción planteada por Venezuela, no podrá conocer el fondo y en consecuencia las partes deberán insistir en encontrar una solución práctica y mutuamente satisfactoria, como lo estipula el Acuerdo de Ginebra de 1966, que sigue siendo el marco procesal para la solución de la controversia territorial con Guyana.

Si por el contrario la rechaza, aunque considere, como Venezuela lo ha planteado, que se trata de una excepción de inadmisibilidad y no simplemente de competencia como lo sostiene Guyana, el proceso deberá continuar y el tribunal deberá pronunciarse sobre el fondo de la demanda de Guyana. En este caso le correspondería a Venezuela presentar la Contramemoria en la fecha que decida la Corte.

Si bien Venezuela no participó en la primera fase del proceso (competencia), aunque sí en esta incidencia (admisibilidad), deberá hacerlo en esta segunda fase (fondo) para demostrar la nulidad del laudo del 3 de octubre de 1899 y los títulos jurídicos que posee desde siempre sobre el territorio.

La controversia territorial con Guyana es una cuestión de Estado que no puede estar sometida a cuestiones políticas o ideológicas. Es un asunto que interesa a todos los venezolanos. Por ello, el gobierno deberá no sólo informar al país sobre el proceso, sino consultar con seriedad y responsabilidad a los expertos en la materia: historiadores, cartógrafos, juristas, de manera de construir una posición sólida que nos permita enfrentar con éxito las pretensiones de Guyana.