Delsa Solórzano apoya red 600k impulsada por María Corina Machado

0
268

La líder del partido Encuentro Ciudadano, Delsa Solórzano, se reunió con la candidata presidencial de la oposición, María Corina Machado, para mostrarle su apoyo en el camino hacia las elecciones y en la formación de la red 600k.

A través de su cuenta en la red social X, Solórzano, quien compitió en las primarias del año pasado en las que Machado resultó victoriosa, publicó una fotografía junto a la líder de Vente Venezuela y resaltó que estuvieron trabajando juntas para «unir esfuerzos y lograr unas elecciones presidenciales que permitan a Venezuela recuperar la libertad y la democracia».

Además, Solórzano mencionó que continuarán trabajando en la conformación de la red 600k y en la promoción de la juramentación de los «comanditos», ya que, según enfatizó, «la organización ciudadana es fundamental para derrotar al régimen».

La red 600k es una estructura para la defensa del voto que debería estar integrada por 600,000 ciudadanos capacitados y coordinados, según explicó Machado en enero.

Según la exdiputada, la liberación del país y la celebración de elecciones libres dependerán de esta organización, y «es responsabilidad de todos los venezolanos».

«El 2024 será un año de arduo trabajo, cada uno de nosotros asumiendo su responsabilidad», afirmó la líder opositora en una declaración a principios de año.

Machado, quien está inhabilitada para ejercer cargos públicos, cuenta con una preferencia del 55% si las elecciones se celebraran hoy, frente al 14% de Nicolás Maduro, según una reciente encuesta de Datincorp.

En un escenario polarizado con Nicolás Maduro, el 65% votaría por Machado, quien obtendría el 15%. Además, el 53% votaría por un candidato unitario de la oposición, sin importar su nombre.

El 70% de los encuestados aconseja a Machado que, en caso de ser definitivamente inhabilitada como candidata presidencial, apoye a otro candidato de la unidad opositora que esté habilitado.

Cuando se les preguntó sobre la gestión del presidente Nicolás Maduro, el 80% evaluó negativamente su gobierno.