Descubrieron en Suiza una punta de flecha fabricada con material extraterrestre hace 3.000 años

0
506

Los investigadores del Museo de Historia Natural de Berna han realizado un descubrimiento fascinante. Según la Radio Televisión Suiza (RTS), encontraron una punta de flecha en las orillas de un lago suizo que fue fabricada hace unos 3.000 años en la Edad de Bronce. Lo más sorprendente es que está hecha de hierro proveniente de un meteorito, lo cual fue confirmado recientemente.

Esta punta de flecha, que mide 39 milímetros de longitud y pesa 2,9 gramos, fue descubierta en el siglo XIX en Mörigen, una localidad situada en las orillas del lago de Bienne, en el noroeste del país. Sin embargo, hasta ahora no se había podido confirmar su origen extraterrestre.

Los geólogos analizaron la composición de la punta y descubrieron la presencia de aluminio-26, un isótopo que no se encuentra de forma natural en la Tierra y que era abundante en el sistema solar primitivo. Utilizaron varios métodos, como microscopía electrónica, rayos X y análisis de radiación de alta energía, para confirmar la composición. La punta de flecha se formó a partir de un meteorito compuesto principalmente por minerales de kamacita y taenita, que solo se encuentran en la Tierra debido a caídas desde el espacio.

Los meteoritos de hierro son restos de los núcleos de antiguos planetas que fueron destruidos hace aproximadamente 4.500 millones de años durante la formación de nuestro sistema solar.

El equipo de investigadores señala en un estudio publicado en la revista Journal of Archaeological Science que el estilo de la punta de flecha de hierro es similar al de las puntas de flecha de bronce del mismo período, aunque el proceso de fabricación fue muy diferente. Además, encontraron restos de material orgánico rico en carbono que probablemente sean restos de alquitrán de madera, lo que indica que la punta estuvo una vez unida a una flecha.

Los objetos de metal provenientes de meteoritos anteriores a la Edad de Hierro son extremadamente raros. Hasta ahora, solo se han confirmado 55 en toda Europa y África. Esto se debe a que el uso del hierro era poco común en la prehistoria y la humanidad solo descubrió cómo extraerlo de minerales naturales mucho más tarde. Por lo tanto, los arqueólogos han supuesto durante mucho tiempo que el hierro meteorítico se utilizó para fabricar la mayoría de las herramientas y armas de la Edad de Bronce.

Se cree que el arma encontrada en Suiza fue fabricada entre los años 800 y 900 a.C. Este descubrimiento demuestra que los meteoritos de hierro fueron utilizados y comercializados en Europa Central alrededor del año 800 a.C. o incluso antes.

Inicialmente, los investigadores creían que la roca espacial utilizada para fabricar la punta provenía del «meteorito de la Montaña de Twannberg», que cayó hace 170.000 años y dejó más de 2.000 fragmentos en Suiza. Sin embargo, otros análisis de meteoritos con la misma composición mostraron que esto no era cierto.

Los expertos creen que es más probable que el material provenga del «meteorito del lago Kaali», otro objeto de gran tamaño que impactó en la Tierra hace unos 3.500 años en la actual Estonia, formando varios cráteres de hasta 100 metros de diámetro.

Dada la gran distancia entre Estonia y Suiza, los arqueólogos sugieren que la flecha pudo haber llegado al centro de Europa a través del comercio de estos objetos metálicos, especialmente el hierro, que debía ser extremadamente raro y valioso en esa época.

La punta de flecha será parte de una exposición sobre la Edad de Bronce en el museo de la capital suiza desde febrero de 2024 hasta abril de 2025.