Desempleo y salarios miserables: la cruda realidad económica de Venezuela

0
1051

A pesar de las cifras optimistas presentadas por el chavismo sobre la tasa de desempleo por debajo del 10% para el cierre de 2022, una encuesta de Equilibrium CenDE revela que solo el 44% de los venezolanos se encuentran empleados en trabajos formales. La crisis económica del país se ve reflejada en la capacidad adquisitiva de la población, con salarios sumergidos en la miseria que impiden a más del 93% de los ciudadanos satisfacer sus necesidades más básicas, como la alimentación.

La encuesta, realizada a más de 1.275 personas de todos los grupos etarios en todo el país, revela que solo el 7% de la población genera ingresos superiores a los $350 mensuales, una cifra que apenas alcanza para cubrir parcialmente la Canasta Alimentaria Familiar, establecida en $390 para el mes de marzo por el Observatorio Venezolano de Finanzas.

Los resultados del estudio indican que el 7% de los venezolanos encuestados no reciben ingresos, mientras que el 51% genera ingresos inferiores a $100. Además, un 23% se encuentra en el rango de $101 a $200, y un 13% tiene ingresos entre $201 y $350. Solo un pequeño porcentaje, el 5%, cuenta con ingresos de $351 a $550, y únicamente el 2% supera los $551 mensuales.

La encuesta también revela una brecha salarial entre hombres y mujeres, donde estas últimas superan en porcentaje a los hombres solo en las categorías de «no percibe ingresos» e «ingresos muy bajos». En todos los demás grupos salariales, con ingresos superiores a $101 mensuales, hay más hombres que mujeres.

Esta situación precaria de los ingresos tiene un impacto significativo en la economía y los niveles de consumo del país. Sin demanda, las empresas no pueden generar ventas ni obtener ingresos suficientes para aumentar su producción. El estudio refleja esta realidad, mostrando que solo el 9% de la población puede permitirse ahorrar, a pesar de que el ahorro es fundamental para una economía saludable y el desarrollo de inversiones.

Además, la encuesta resalta que el empleo formal en Venezuela es precario, a pesar de las afirmaciones del presidente Nicolás Maduro sobre la reducción de la tasa de desempleo. Solo el 44% de los encuestados forma parte de un trabajo formal y es considerado un empleado asalariado. El estudio también revela que el sector privado es el principal empleador del país, seguido de los trabajadores por cuenta propia y el sector público, que representa el eslabón más débil en términos de empleo y salarios.

Estos datos del empleo también evidencian las brechas de género, con una mayor presencia masculina en el trabajo formal y un desempleo más pronunciado entre las mujeres. Existe una brecha total del 19% a favor de los hombres en actividades laborales, donde el 76% de los hombres tienen empleo formal en comparación con solo el 57% de las mujeres.

Con informacion de TalCual