¡DESGRACIA NACIONAL! Militares del 4F reivindican sus acciones criminales a 30 años de 1992 en el “Cuartel de la Montaña”

@DolarToday / Feb 4, 2022 @ 6:00 pm

¡DESGRACIA NACIONAL! Militares del 4F reivindican sus acciones criminales a 30 años de 1992 en el “Cuartel de la Montaña”

Ornella Ferreira manifestó que el 4 de febrero de 1992 no estaba previsto cometer magnicidio contra el presidente Carlos Andrés Pérez

TalCual

En horas de la mañana de este viernes 4 de febrero se llevó a cabo en el llamado «Cuartel de la Montaña» -antiguo Museo Militar- la conmemoración de los sucesos de 1992, año en el que un grupo de militares liderado por Hugo Chávez ejecutó el intento de un golpe de Estado contra el presidente constitucional, Carlos Andrés Pérez, en un acto transmitido por VTV.

Al lugar acudió un grupo de militares, entre ellos el hoy primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), capitán Diosdado Cabello, para recordar los hechos de ese día en el que murieron varias personas en su intento por tomar el poder vía las armas.

El jefe del Estado Mayor presidencia, M/G José Ornella Ferreira, fue el encargado de ofrecer un discurso por esta fecha y reivindicar la acción castrense que se llevó a cabo al explicar que el puñado de soldados que se aventuraron a esta acción no estaban buscando cargos políticos ni tenían ambición de dinero.

De igual forma, aseveró que Chávez dio la orden de no disparar a nadie aunque se pudiera perder el objetivo que tenían en ese momento. «No se iba a tomar el poder. Ahora es que estoy convencido de ello», dijo el mayor general Ornella Ferreira y agregó que lo ocurrido no puede ser llamado un golpe de Estado sino una «rebelión de la juventud militar» y una «insurrección».

Manifestó que se tenía previsto que el movimiento militar se realizará el 16 de diciembre de 1991 pero reveló que a Hugo Chávez «le costó muchísimo» activar la «operación Zamora», ya que señaló que él pensaba en las consecuencias que eso traería. Sin embargo, enfatizó en retrospectiva que sí era necesario hacerlo.

«Después de 30 años insisto en que alguien tenía que cambiar el rumbo de Venezuela. Había que hacerlo. Había que darle una patada a la lámpara porque no había herramientas constitucionales», destacó.

Ornella Ferreira, quien hizo un recuento de lo que sucedía en Venezuela en los meses previos al 4 de febrero de 1992 nombrando algunos hitos para él como la firma de las medidas con el FMI, el inicio de la operación «Tormenta del Desierto» en Irak, la victoria de Ninibeth Leal en el Miss Mundo, la privatización de la Cantv, la venta de Viasa a Iberia, entre otras cosas, recordó que los que participaron en la intentona golpista tienen orígenes en los estratos más bajos y comparó esa situación con otros países.

Refirió entonces que en otros países no ocurre una acción similar porque «los oficiales son hijos de la burguesía», pero que aquí la «clase dominante» se equivocaron al subestimar lo que podía pasar. A su juicio, la victoria de Chávez en las elecciones de 1998 «legalizó» lo ocurrido seis años antes porque «el pueblo avaló con votos» la insurrección.

Comentó que los sucesos del 4 de febrero del año citado, al igual que lo ocurrido el 27 de febrero de 1989 y del 27 de noviembre de 1992 fueron unas «campanadas» que anunciaban el cambio de una situación en el país. Dijo que a pesar de ser considerado por algunos una «derrota» lo del 4 de febrero, al final se convirtió en una victoria política.

Explicó que hay tres hechos clave que evidencian que no se tenía previsto ejecutar un magnicidio contra Carlos Andrés Pérez. Dijo que una primera oportunidad, en un giro inesperado de uno de los camiones de tropa que los llevó a La Casona, vieron un carro salir y pidieron órdenes para disparar y la orden fue no hacerlo.

La segunda fue que habían tanques apostados cerca de Miraflores con carga para disparar y cuando vieron a la caravana presidencial, no lo hicieron. Una tercera, contó, es que uno de los insurrectos estuvo al frente de Pérez con su fusil y no le disparó. «No somos asesinos», reiteró.

Además, aseveró que todos los que estaban inmersos en la operación tenían pleno conocimiento de lo que ocurriría ese día y recordó que había un «sentimiento nacional» por Chávez, al igual que exaltó su figura diciendo que era el número uno de su promoción y que estaba destinado a ser general, «pero ofreció su carrera al país».

El mayor general Ornella Ferreira indicó que Chávez fue profesor de Historia Militar y Liderazgo en la Academia Militar y formó a muchos de quienes lo acompañaron el 4 de febrero de 1992, al igual que subrayó que gracias al recorrido que hizo por todo el país y conocer a fondo lo que quieren las comunidades le hizo hacer el salto de soldado a presidente.

Para finalizar, precisó que ya solo quedan dos promociones activas de los que participaron en la intentona golpista que deben pasar a retiro y que en algunos años ya no habrán oficiales que estuvieron ahí, pero destacó que la labor es formar generaciones futuras.

«El cuatro de febrero no ha terminado (…) Regresaremos a los cuarteles cuando Venezuela sea libre, soberana e independiente», afirmó.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*