Desmantelan red de tráfico sexual en Miami (Detalles)

0
730
Tráfico sexual

La trata de personas es un problema muy común en ciudades repletas de migrantes como Miami Beach. Las autoridades se mantienen en constante monitoreo para detectar a los antisociales que retienen a personas indefensas, en muchas ocasiones para someterlos a explotación sexual y esclavitud moderna.

Por Miami Diario

Los casos más graves ocurren cuando los organismos de seguridad detectan la presencia irregular de un menor. Afortunadamente, es un problema que conocen de cerca y a menudo detienen a los responsables, como le ocurrió a una joven de 18 años, identificada como Jaleeya Stribling, quedó privada de libertad por sospechas de explotación sexual.

Todo comenzó cuando un anuncio en internet encendió las alarmas de la policía. “Pregunte por mis dos hijas disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, reseñaba el texto.

La mujer había hecho el anuncio en un sitio web de damas de compañía en Miami. En la publicación colocó fotos de sus “hijas”, pero ocultó sus rostros. En ese momento, los policías encubiertos comenzaron a sospechar que se trataba de un caso de explotación sexual a una menor.

Jaleeya Stribling es señalada hasta ahora como la líder de la red

De inmediato se comunicaron con ella y acordaron un encuentro sexual por $300. La mujer entregaría a su supuesta hija en el hotel Courtyard by Marriott, ubicado en 1530 Washington Ave, donde atendería al supuesto cliente, es decir, el agente encubierto, según informó el portal Local10.

Una vez en la habitación del hotel, la víctima discutió la transacción con el policía antes de que él diera la señal de arresto. La joven inicialmente afirmó que tenía 19 años, pero luego admitió tener 17 años.

La menor de edad le dijo a la policía que había conducido desde Atlanta hasta Miami Beach con un hombre y dos mujeres. Aparentemente, una de las mujeres conocida como Leah, más tarde identificada como Jaleeya Stribling, publicaba los anuncios para obtener citas y fingía de las adolescentes eran sus hijas. La víctima afirmó que Stribling y la tercera mujer también se dedicaban a la prostitución.

Después de la confesión, ya los agentes tenían toda la información para proceder en el caso. A las pocas horas Stribling y otros dos individuos llegaron al hotel para buscarla. No obstante, para su sorpresa la adolescente no estaba sola, sino que la acompañaban varios agentes de la ley que procedieron a arrestar a los sujetos.

Hasta el momento la policía no tiene información sobre otras posibles víctimas (Foto referencial)

Uno de los hombres que acompañaban a Stribling también era un adolescente, de 17 años, quien aseguró que sólo estaba “conviviendo” con las mujeres y que no sabía nada más. Además, capturaron a otro implicada, de 19 años, que declaró no saber sobre las actividades de prostitución realizadas por la menor.

Con toda esa información, todos los detenidos fueron llevados hasta la comisaria. En ese momento, Stribling comenzó a vomitar y le dijo a la policía que estaba embarazada de dos meses. Por lo que fue trasladada al Centro Médico Mount Sinai para recibir atención médica.

Sin embargo, al parecer todo era parte de un plan improvisado para intentar escapar. Una vez en la camilla, la joven de 18 años le pidió a la enfermera un recipiente para originar. Cuando quedó sola para hacer sus necesidades, se levantó de la cama y empezó a correr hacía la puerta del centro asistencial. Pero al parecer, olvidó que el lugar estaba lleno de policías.

La mujer no llegó muy lejos antes de volver a su privativa de libertad. Como resultado de sus actos la acusan de trata de personas que involucran a una víctima menor de 18 años, fuga, uso ilegal de un dispositivo de comunicación y ayuda o complicidad en la prostitución. La mujer se encuentra detenida en el Centro Correccional Turner Guilford Knight sin derecho a fianza.

Fuente: Miami Diario