Detienen a seis miembros del Tren de Aragua en Chile bajo cargos de homicidio

0
326

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile ha llevado a cabo un importante operativo para desmantelar la organización criminal internacional conocida como Tren de Aragua. En este operativo, se han realizado arrestos en tres ciudades del país: Iquique, Antofagasta y Santiago. Se ha acusado a los detenidos de homicidio en relación con un doble asesinato ocurrido en un terminal de autobuses clandestino en Alto Hospicio el pasado mes de junio. Estos arrestos son el resultado de una exhaustiva investigación que ha llevado a cabo la Justicia chilena.

El Tren de Aragua es una banda criminal que se originó en las cárceles de Venezuela hace más de una década y que ha expandido su presencia a varios países de América Latina. Esta organización representa una amenaza transnacional para la seguridad en la región, ya que sus líderes continúan controlando las operaciones desde prisión, lo que dificulta la efectividad de las medidas de detención y encarcelamiento tomadas por las autoridades.

Una de las características distintivas del Tren de Aragua es su versatilidad delictiva. No se especializan en un solo tipo de actividad criminal, sino que se adaptan a los negocios ilícitos más lucrativos en cada momento y lugar. En Chile, se han aprovechado de la llegada masiva de migrantes en los últimos años, controlando los pasos fronterizos y utilizando tácticas de extorsión violenta para obtener dinero de los extranjeros vulnerables.

La situación de seguridad en Chile es alarmante, ya que los homicidios han aumentado en un 33,4 % en comparación con el año anterior, siendo esta la segunda mayor variación en América Latina, solo por detrás de Ecuador, donde los homicidios han aumentado más del 80 %. En las últimas semanas, se han producido varios secuestros extorsivos de alto perfil y un ataque con granada contra un oficial de policía, y en todos estos casos se ha implicado a personas extranjeras, según las autoridades chilenas.

La detención de estos seis miembros del Tren de Aragua es un paso importante en la lucha contra el crimen organizado en Chile, pero queda mucho por hacer para garantizar la seguridad de la población. Las autoridades deben continuar trabajando en estrecha colaboración con otros países afectados por esta organización criminal para desmantelar por completo su estructura y neutralizar su influencia en la región.