Día Mundial sin Tabaco: Una lucha urgente contra la epidemia del tabaquismo»

0
547

Desde 1987, se conmemora anualmente el Día Mundial sin Tabaco para concientizar sobre los peligros asociados al consumo de tabaco, considerado actualmente una «Epidemia del Tabaquismo». Con más de 8 millones de muertes al año y devastadores impactos ambientales, el tabaco se ha convertido en una amenaza global.

El consumo de tabaco no solo afecta a los fumadores activos, sino también a aquellos que están expuestos al humo de segunda mano. Además de ser perjudicial para la salud, el tabaco causa enfermedades y muertes, tanto por su consumo como por la contaminación generada durante su cultivo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 39% de los fumadores son hombres y el 9% son mujeres. Europa registra las tasas de tabaquismo más altas, alcanzando un 26% en la actualidad. China destaca como el principal productor y consumidor de tabaco a nivel mundial, mientras que Bolivia lidera en América Latina con casi un 40% de su población fumadora.

El tabaquismo es la principal causa de cáncer de pulmón y está relacionado con la aparición de tumores en diversas partes del cuerpo, así como con enfermedades cerebrovasculares y respiratorias como la bronquitis crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Además, el consumo de tabaco afecta la salud cardiovascular, la fertilidad y puede provocar complicaciones en el embarazo.

Dejar de fumar es un desafío, pero es posible con concientización, apoyo, terapias, asesoramiento, actividad física y técnicas de relajación. Los beneficios de abandonar el tabaco son evidentes a corto plazo, como la mejora de la respiración y la reducción de los riesgos para la salud.

A pesar de la existencia de diversas terapias de reemplazo de nicotina, como los cigarrillos electrónicos, se debe tener precaución, ya que su seguridad y efectividad aún se cuestionan. Es fundamental seguir las guías y recomendaciones de expertos y líderes de opinión en el abandono del tabaco.

En el Día Mundial sin Tabaco, recordemos que dejar de fumar es un paso crucial para preservar nuestra salud y contribuir a la construcción de un mundo libre de tabaco