Dictadura cubana pidió condenas de más de diez años de cárcel para 14 personas por protestar contra Díaz-Canel

0
535

La Fiscalía cubana ha solicitado un total de 155 años de cárcel para 14 personas involucradas en las protestas ocurridas en agosto de 2022 en la localidad de Nuevitas (este), acusados en su mayoría de sedición.

Por Infobae

Según el escrito del fiscal, al que ha tenido acceso la agencia de noticias EFE, los imputados son 11 hombres y 3 mujeres, de entre 21 y 44 años, que están acusados de los delitos de sedición (11 casos), propaganda enemiga de carácter continuado (2), atentado (1), resistencia (1), sabotaje (1) y encubrimiento (1).

Cuatro acusados se enfrentarían a una pena individual de 15 años de privación de libertad, mientras que uno se enfrenta a una de 11 años, ocho a una de diez años y una persona a una de cuatro años.

El fiscal Camilo Recio Caballero solicitó abrir la causa a juicio oral en la sala de los delitos contra la seguridad del Estado en función de lo penal del Tribunal Provincial Popular de Camagüey. Podrían pasar semanas o meses hasta que se inicie el proceso judicial.

Recio asegura para argumentar la sedición que los “principales promotores del desorden” buscaban crear un “caos interno en la ciudad” “que pusiera en peligro la tranquilidad ciudadana, provocando así un estado de ingobernabilidad y desobediencia civil que se difundiera por la provincia y el país violentando el sistema sociopolítico vigente en la nación”.

El controvertido uso del delito de sedición en Cuba -con el que se han dictado decenas de sentencias en los últimos años, principalmente a raíz de los juicios por las protestas del 11 de julio de 2021- está detrás de muchos abultados fallos, algunos de hasta 30 años de cárcel.

ONGs y activistas han denunciado en términos generales en estos juicios que, además de graves irregularidades en el debido proceso, estas sentencias tienen un carácter ejemplarizante y disuasorio.

Una imputada por sedición y propaganda enemiga de carácter continuado -para la que se solicita una condena de 15 años- está acusada de realizar pintadas insultando al dictador del país, Miguel Díaz-Canel, escribir supuestas informaciones falsas en redes, promover, filmar y jalear las protestas, y lanzar piedras contra un vehículo policial.

Otro, para el que también se solicitan 15 años de prisión, está acusado de visitar sitios web de “connotada posición anticubana”, incitar en redes a realizar “acciones violentar”, insultar a la policía y a las autoridades, difundir imágenes de las protestas y resistirse cuando iba a ser detenido.

Tres de los imputados están acusados de haber participado en la rotura de los cristales de la puerta de la empresa eléctrica local. Las protestas tuvieron lugar después de semanas de largos y frecuentes apagones.

La petición de la fiscalía niega además explícitamente que la policía hubiese agredido durante las protestas a unas menores, pese a que varios familiares se lo han asegurado a EFE al describir de forma coincidente los hechos.

Nuevitas, una ciudad costera de unos 60.000 habitantes, fue escenario el 18 y 19 de agosto de 2022 de algunas de las mayores protestas antigubernamentales de Cuba desde el 11 de julio de 2021, cuando se produjeron las mayores en décadas.