EE UU no está listo para un cambio en relaciones diplomáticas con Venezuela

0
264

Estados Unidos aún no está preparado para restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela, a pesar de los avances en el proceso de acercamiento entre ambos países y de la decisión del gobierno de Joe Biden de levantar ciertas sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro. Esta postura fue expresada por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, durante una rueda de prensa virtual.

Nichols señaló que aunque están considerando la invitación de visita del diplomático estadounidense Francisco Palmieri, aún no están listos para definir la posibilidad de un cambio en las relaciones diplomáticas hasta más adelante en el proceso de transición democrática. Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos se rompieron en 2019.

Por su parte, Maduro expresó su esperanza de recibir pronto una visita de Palmieri, quien fue designado como jefe de Misión de la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela. En una entrevista con Efe, el principal asesor para Latinoamérica de Biden, Juan González, afirmó que el viaje aún no está definido, pero existe interés en que Palmieri viaje a Caracas para dialogar tanto con representantes de Maduro como de la oposición, y para apoyar la ruta electoral.

Estas declaraciones concuerdan con la posición de Nichols, y se dan a conocer un día después de que Estados Unidos anunciara un alivio temporal de seis meses de las sanciones al petróleo y gas de Venezuela, luego de que el gobierno de Maduro y la opositora Plataforma Unitaria firmaran un acuerdo de garantías para las elecciones presidenciales de 2024, que incluye la observación electoral.

Sin embargo, Estados Unidos ha dejado claro que revertirá el levantamiento de las sanciones si Venezuela no sigue la ruta electoral acordada. Nichols expresó su esperanza de que esto no suceda, y confía en que ambos lados darán pasos positivos hacia elecciones y una situación democrática en Venezuela, así como una relación económica más normal entre Estados Unidos y Venezuela que beneficie a ambos países y a la región en general.

Para Estados Unidos, las sanciones siempre han sido una herramienta para promover cambios positivos, y el gobierno de Biden se muestra optimista sobre el futuro de Venezuela gracias a esta ruta hacia elecciones competitivas y transparentes.

Además del levantamiento de las sanciones, el mismo día comenzaron los vuelos de deportación entre Estados Unidos y Venezuela, lo cual es visto como otro signo de cooperación entre ambos países.

En la rueda de prensa, también estuvo presente Luis Miranda, subsecretario adjunto de comunicaciones en el Departamento de Seguridad Nacional, quien informó que 127 personas, 104 hombres y 23 mujeres, fueron deportadas desde Estados Unidos hacia Venezuela. Miranda afirmó que se continuará con estos vuelos en el futuro, sin dar detalles sobre el número de personas afectadas.

En resumen, Estados Unidos aún no está dispuesto a restablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela, aunque ha habido avances en el proceso de acercamiento entre ambos países. El gobierno de Biden ha levantado temporalmente algunas sanciones contra el gobierno de Maduro, pero ha dejado claro que esto dependerá del cumplimiento de la ruta electoral acordada. Ambas partes esperan que se den pasos positivos hacia elecciones y una situación democrática en Venezuela, así como una relación económica más beneficiosa para ambas naciones.