EEUU aprueba vacunas actualizadas contra COVID-19 para acelerar la protección en próximos meses

0
383

Con el objetivo de proteger a la población contra las variantes más recientes del COVID-19, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha puesto a disposición de los estadounidenses las vacunas actualizadas contra la enfermedad. Esta medida, aprobada el lunes, busca acelerar la protección y evitar posibles repuntes durante los próximos meses de otoño e invierno.

Las vacunas actualizadas de Moderna y Pfizer, junto con su socio BioNTech, están disponibles para la mayoría de los estadounidenses, incluso para aquellos que nunca se han vacunado anteriormente contra el coronavirus. Esta iniciativa marca un cambio en la estrategia, considerando las actualizaciones de la vacuna de COVID-19 como si fueran las vacunas anuales contra la influenza.

Sin embargo, aún queda un paso pendiente: la aprobación por parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Se espera que un panel de la agencia emita su recomendación el martes sobre quiénes son los que más necesitan recibir estas dosis actualizadas.

La vacunación con las nuevas vacunas podría comenzar a finales de esta semana, y se espera que se administren tanto las vacunas contra el COVID-19 como las de la influenza en la misma visita.

Es importante mencionar que el fabricante de vacunas Novavax está en proceso de revisión por parte de la FDA para su vacuna actualizada.

A pesar de que las hospitalizaciones por COVID-19 han aumentado desde finales del verano, la cifra es mucho menor en comparación con el año pasado, gracias a la inmunidad duradera proporcionada por la vacunación o las infecciones previas. Sin embargo, la protección disminuye con el tiempo y el virus continúa desarrollando nuevas variantes que pueden evadir la inmunidad previa. Ha pasado un año desde la última actualización de las vacunas, y solo alrededor del 20% de los adultos recibieron esa actualización anterior.

El doctor Peter Marks, director de vacunación de la FDA, enfatizó la importancia de la vacunación para la salud pública y la protección continua contra las consecuencias graves del COVID-19, como la hospitalización y la muerte. Por lo tanto, se anima a todos aquellos que sean elegibles a considerar la posibilidad de vacunarse.

Al igual que las vacunas anteriores, las vacunas actualizadas para el otoño (primavera en el hemisferio sur) están autorizadas para adultos y niños a partir de los 6 meses de edad. La FDA ha indicado que a partir de los 5 años, la mayoría de las personas pueden recibir una dosis única, incluso si nunca antes han sido vacunadas contra el COVID-19. Los niños más pequeños pueden requerir dosis adicionales según su historial de infecciones y vacunas contra el COVID-19.