EEUU | Departamento de Estado sancionó a cuatro rusos implicados en el envenenamiento de Navalni

0
321

Estados Unidos sancionó este jueves a cuatro agentes del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB, antiguo KGB) por su implicación en el envenenamiento en 2020 del líder opositor ruso Alexéi Navalni, hoy preso y condenado a 19 años de cárcel.

El Departamento de Estado estadounidense ha prohibido la entrada al país de Alexéi Alexandrov, Konstantin Kudryavtse, Iván Osipov y Vladímir Panyaev.

Al mismo tiempo, el Departamento del Tesoro bloqueó todas las propiedades y activos que estas personas puedan tener en Estados Unidos, y prohibió llevar a cabo transacciones con ellos.

“El intento de asesinato contra Alexéi Navalni en 2020 demuestra el desprecio del Kremlin por los derechos humanos. Utilizaremos las herramientas de que disponemos para hacer que los verdugos del Kremlin rindan cuentas”, dijo en un comunicado el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian Nelson.

El 20 de agosto de 2020 Navalni enfermó gravemente durante un vuelo con dirección a Moscú, por lo que el avión tuvo que aterrizar de emergencia para que pudiera ser hospitalizado.

Según Estados Unidos, el líder opositor ruso había sido envenenado por el FSB con novichok, un agente nervioso desarrollado por la Unión Soviética y que solo ha sido utilizado por autoridades rusas.

EEUU asegura que Navalni fue seguido por agentes del FSB durante las visitas que llevó a cabo en las ciudades de Tomsk y Omsk, irrumpieron en su hotel, impregnaron el veneno en sus pertenencias e intentaron borrar cualquier rastro de evidencia.

Alexandrov, Kudryavtsev, Osipov y Panyaev pertenecen al Instituto de Criminalística del FSB, un laboratorio fundado durante la era soviética que está sancionado por Estados Unidos desde 2021.

Navalni fue condenado a 19 años de prisión el pasado 4 de agosto por extremismo, es decir, por denunciar la corrupción de las más altas esferas del poder ruso, por lo que el enemigo número uno del Kremlin no verá la luz hasta 2050.

Estados Unidos exigió ese día la liberación «inmediata» del opositor ruso y tachó de «injusta» la condena.

EFE