El alcalde de Nueva York visitó el tapón del Darién y pide una «respuesta uniforme» a la «crisis

0
291

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, anunció el sábado que visitó el tapón del Darién, una peligrosa región de selva tropical que conecta América del Sur y Central, y que se ha convertido en un punto crucial para los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos.

Con información de CNN

Adams compartió que su visita al tapón del Darién se llevó a cabo junto al embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Gilberto Murillo, y otros funcionarios, todos bajo la supervisión de la Policía Nacional de Colombia.

Durante una conferencia de prensa en Bogotá, Colombia, Adams se negó a revelar la duración exacta de su estadía en la zona, citando estrictas directrices de seguridad impuestas por las autoridades colombianas.

El alcalde explicó que tomó un helicóptero para sobrevolar la región hasta la frontera con Panamá, permaneciendo en territorio colombiano. Durante su visita al Darién, Adams observó a cientos de personas haciendo fila en una playa, esperando su turno y acampando en tiendas de campaña. Describió esta situación como inapropiada, especialmente para los niños, y la calificó como un ambiente descuidado, donde las personas dormían al aire libre en la playa.

Adams aseguró a los periodistas que recopilaría valiosa información y observaciones durante su visita, que serían consideradas en propuestas y políticas futuras. Subrayó la importancia de abordar la creciente crisis migratoria que enfrentan mujeres, niños y adultos que emprenden peligrosos viajes hacia Estados Unidos.

El alcalde Adams destacó que su viaje a América Latina tenía como objetivo combatir la desinformación que, en su opinión, contribuye a la llegada de migrantes en números récord a la ciudad de Nueva York.

Adams expresó su admiración por la empatía de los colombianos y el apoyo brindado a los casi tres millones de venezolanos refugiados en Colombia, proporcionándoles salud, educación, vivienda y beneficios sociales, así como oportunidades laborales.

Además, se reunió con personas que habían realizado viajes peligrosos en Colombia en su camino hacia Estados Unidos. Destacó el aumento significativo de personas que cruzan el tapón del Darién, con más de 375,000 en el año en curso, lo que representa un incremento alarmante con respecto a años anteriores.

El alcalde Adams subrayó la necesidad de estabilizar la situación y trabajar en conjunto a nivel local, regional, nacional e internacional para abordar la crisis migratoria.

Eric Adams también compartió que él y el embajador colombiano se comprometieron a trabajar juntos para disuadir la migración peligrosa y no legal desde Colombia hacia Estados Unidos.

El viaje de Adams a América Latina le brindó una visión impactante de la crisis migratoria internacional, y expresó su firme compromiso de abordarla de manera efectiva y humana. Durante su visita al tapón del Darién, no pudo interactuar con familias migrantes debido a las estrictas medidas de seguridad impuestas por la Policía Nacional de Colombia.

Sin embargo, el comisionado Manuel Castro, de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes del Alcalde, pudo tener un encuentro con una familia en el Darién, una experiencia que describió como extremadamente conmovedora y que reforzó su compromiso de abordar la crisis migratoria de manera compasiva.

Adams concluyó que es esencial tener una respuesta unificada no solo a nivel nacional sino también en la región para abordar adecuadamente esta crisis migratoria.