El Banco Central ruso convocó a una reunión extraordinaria para frenar la devaluación del rublo

0
507

El Banco Central de Rusia (BCR) ha convocado una reunión extraordinaria para discutir la posibilidad de aumentar las tasas de interés con el objetivo de frenar la devaluación del rublo, que ha superado la marca psicológica de los 100 rublos por dólar. Se espera que el BCR anuncie su decisión mañana a las 10:30 horas (07:30 GMT).

Según los expertos, es probable que el BCR aumente las tasas en un punto porcentual, hasta el 9.5%, siguiendo la medida tomada el pasado 21 de julio. Sin embargo, cabe destacar que este aumento no logró detener la depreciación del rublo, que ha caído más de un 7% en el último mes y medio.

El BCR ha anunciado que la cotización oficial del rublo frente al dólar para mañana será de 101.03 rublos por cada dólar estadounidense, el nivel más bajo desde marzo de 2022, poco después del inicio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

En la Bolsa de Moscú, el rublo ya ha superado los 100 dólares esta mañana. El punto más bajo de la divisa rusa se alcanzó el 10 de marzo de 2022, dos semanas después del inicio de la guerra en Ucrania, cuando cayó a 121.5 rublos por dólar.

La depreciación del rublo se ha producido debido a la inestabilidad política y al aumento de las importaciones, así como a la caída de las exportaciones. En los primeros siete meses de este año, el rublo se ha devaluado más de un 27%. Esta caída ha llevado a la agencia Bloomberg a considerar al rublo como una de las tres monedas más débiles del mundo en términos de inestabilidad, junto con la lira turca y el peso argentino.

A pesar de la fortaleza de los precios del petróleo, el rublo no ha logrado beneficiarse debido a la fuerte demanda de divisas y a la limitada oferta de las empresas exportadoras. Un operador de un gran banco ruso señaló que el mercado estaba confuso y que faltaba confianza en los reguladores.

Las sanciones occidentales han reducido significativamente los ingresos por exportación de hidrocarburos, mientras que las importaciones se acercan a los niveles anteriores al inicio del conflicto.

(Con información de EFE y Reuters)