El “Barbie Botox” se hace viral pero los médicos piden cautela

0
493

La tendencia viral del «Botox Barbie» está generando preocupación entre los médicos, ya que mujeres jóvenes están sometiéndose a procedimientos de toxina botulínica para imitar el aspecto de la actriz Margot Robbie, protagonista de la película. Esta moda podría generar resistencia a la toxina botulínica en el futuro y dificultar su uso médico.

El procedimiento, conocido como «Trap Tox», consiste en la inyección de toxinas botulínicas, como el Botox, en los músculos trapecios de la parte superior de la espalda para tratar migrañas y dolor de hombros. Sin embargo, desde el estreno de la película «Barbie» en julio, ha habido un aumento en la demanda de este procedimiento con fines cosméticos. En TikTok, el hashtag BarbieBotox ha alcanzado las 11,2 millones de visitas.

El objetivo de este procedimiento es adelgazar el cuello para obtener un aspecto similar al de la actriz. Sin embargo, los expertos señalan que no se trata de tratar arrugas o piel laxa, sino de conseguir un cuello más delgado y contorneado. Es importante destacar que el uso de la toxina botulínica en el trapecio con fines estéticos no está aprobado y se considera «off-label».

La responsabilidad de utilizar la toxina botulínica de manera «off-label» recae en los profesionales de la salud, quienes deben considerar si es médicamente apropiado. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) advierte que este tipo de uso debe ser evaluado por los médicos.

Margot Robbie (REUTERS/Maja Smiejkowska)

Aunque la tendencia del «Botox Barbie» ha aumentado en los últimos meses, los fabricantes de toxina botulínica no consideran que esto impulse significativamente las ventas. Sin embargo, los médicos advierten sobre los riesgos de un uso excesivo, especialmente entre mujeres jóvenes cuyo sistema inmunológico es más fuerte. El uso frecuente y en cantidades altas de la toxina botulínica puede hacer que pierda eficacia con el tiempo.

Además, se destaca el riesgo de que el procedimiento sea realizado por personas no cualificadas, especialmente en lugares con poca supervisión. En algunos casos, médicos de otras especialidades o incluso asistentes médicos y enfermeras pueden administrar estas inyecciones sin tener la formación adecuada.

En resumen, la moda del «Botox Barbie» está generando preocupación entre los médicos debido a los riesgos y efectos negativos que puede tener. Es importante que los pacientes se informen adecuadamente y acudan a profesionales cualificados para evitar complicaciones y garantizar la seguridad de los procedimientos estéticos.

(Gettyimages)