El canje de “presos políticos”, una propuesta “desesperada” de los familiares de los venezolanos perseguidos

0
435

Familiares y abogados de venezolanos considerados presos políticos están promoviendo la idea de un «canje humanitario» como una posible solución para lograr su liberación. Esta propuesta surge después de años de estancamiento en los casos de los presos políticos en Venezuela, quienes continúan encarcelados sin juicio y afirman ser inocentes.

La Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia ha lanzado esta idea, con el respaldo de los familiares de los detenidos y los abogados que los representan en los tribunales. En total, hay 292 «presos políticos» en Venezuela, incluyendo a 174 militares y 13 sindicalistas, que esperan juicios interminables mientras el gobierno los acusa de conspiración, terrorismo o traición a la patria.

La directora de la coalición, Ana Leonor Acosta, explicó que la propuesta busca ayudar a todas las personas detenidas por motivos políticos, y plantea la liberación de los presos políticos por razones humanitarias, a cambio de concesiones u otras situaciones que el gobierno considere adecuadas. Acosta enfatizó que no corresponde a quienes proponen el canje decidir qué pediría el gobierno a cambio de la libertad de los presos políticos, sino que se trata de reconocer las demandas del gobierno y aceptarlas con respeto.

Aunque aún no se han definido las concesiones específicas que podrían ser parte del canje, ya circulan ideas como el caso del empresario colombiano Alex Saab, quien está preso en Estados Unidos por conspiración para lavado de dinero. El gobierno venezolano reclama a Saab como un diplomático y ha hecho esfuerzos para lograr su liberación. La coalición reconoce que el gobierno chavista está interesado en liberar a Saab y buscar apoyo para el levantamiento de sanciones económicas, ideas que podrían materializarse a través de acuerdos en las negociaciones entre el gobierno y la oposición.

infobae

A pesar de que los solicitantes no tienen la autoridad para liberar a alguien detenido en otro país ni para levantar sanciones, están dispuestos a respaldar las peticiones del gobierno. Sin embargo, no hay garantía de que Estados Unidos ceda a estas demandas. La propuesta de canje se basa en una solución política y un diálogo para lograr la reconciliación de la sociedad, más que en una decisión jurídica.

La coalición espera que otras organizaciones de derechos humanos se sumen a esta propuesta, que planean promover ante organismos internacionales y actores involucrados en las negociaciones políticas en Venezuela, como los gobiernos de Colombia y Francia, así como el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Para los familiares de los presos políticos, esta medida desesperada representa una solución necesaria para poner fin al sufrimiento constante y al desgaste emocional que experimentan. Algunos de los presos políticos tienen graves problemas de salud que no han sido atendidos, por lo que es urgente canjearlos.

En resumen, la propuesta de un canje humanitario para liberar a los presos políticos en Venezuela surge como una opción desesperada después de años de estancamiento en los casos. La coalición busca una solución política y un diálogo para lograr la reconciliación de la sociedad, y espera el apoyo de otras organizaciones y actores internacionales para promover esta propuesta.