El CEO de United culpa al personal de la FAA de los retrasos «sin precedentes» del fin de semana

0
383

Con Informacion de CNN

Desde que comenzaron a acumularse los problemas de viaje el pasado sabado, más de 5.000 vuelos con origen o destino en Estados Unidos han sido cancelados, según las estadísticas de FlightAware hasta el mediodía de este martes. Además, otros 28.500 vuelos han sufrido retrasos.

Si bien el clima es parte de la causa del problema, también influyen la falta de personal adecuado en los centros de control del tráfico aéreo gestionados por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la falta de capacidad de las aerolíneas estadounidenses.

Esto agrava el problema, dificultando que el sistema gestione las interrupciones causadas por el mal tiempo y que los pasajeros encuentren asientos en nuevos vuelos cuando se cancela el suyo.

El director de United Airlines, en un memorándum dirigido al personal, culpó a los problemas de personal de los controladores aéreos de la FAA de los «problemas sin precedentes» de este pasado fin de semana, que afectaron a «más de 150.000 clientes solo en United».

«La FAA francamente nos falló este fin de semana», dijo el CEO de United, Scott Kirby, en un memorando interno de la compañía compartido con CNN.

Kirby señala que el sábado la FAA redujo las tasas de llegada a su principal centro en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty en un 40% y las tasas de salida en un 75%, lo que fue «casi con toda seguridad un reflejo de la falta de personal y la menor experiencia en la FAA».

«Esto provocó retrasos masivos, cancelaciones, desvíos, así como tripulaciones y aviones fuera de posición», dijo Kirby. «Y eso puso a todos detrás de la bola cuando el clima realmente empeoró el domingo y se agravó aún más por la escasez de personal de la FAA el domingo por la noche».

Kirby anunció que se reunirá con la FAA y el Departamento de Transporte «para discutir qué medidas puede tomar la FAA de manera inmediata para evitar que esto vuelva a suceder este verano».

La FAA respondió esta mañana diciendo que «siempre colaboraremos con cualquier persona que esté seriamente dispuesta a unirse a nosotros para resolver un problema».

En el memorándum, Kirby se aseguró de decir que los actuales líderes de la FAA no son responsables de crear el problema actual de personal, pero sí tienen la responsabilidad de resolverlo. «Para ser justos, no es culpa de los actuales líderes de la FAA», escribió, pero agregó que «son responsables de resolver el problema que heredaron».

Estos problemas recientes ocurren en un momento especialmente agitado, ya que millones de pasajeros se preparan para abordar vuelos comerciales durante el largo fin de semana festivo. La Administración de Seguridad en el Transporte prevé que los desplazamientos aéreos del 4 de julio sean aún mayores que antes de la pandemia, con 2,82 millones de personas esperadas en los aeropuertos de todo el país este viernes, superando el récord pospandémico establecido el 16 de junio, así como los 2,79 millones de pasajeros controlados por la TSA el 7 de julio de 2019.