El científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes está a punto de ser liberado después de cumplir una condena de cuatro años por espionaje en Estados Unidos.

0
529

La vida de Cabrera Fuentes cambió radicalmente cuando fue arrestado en el aeropuerto de Miami el 17 de febrero de 2020.

Con Informacion de El Pais

Fue sentenciado en junio de 2022 por actuar como agente del Gobierno ruso y se espera que su liberación sea este domingo, según constató EL PAÍS en el registro penitenciario estadounidense.

Sin embargo, su liberación se retrasará debido a los trámites migratorios que debe solventar antes de ser deportado a México.

Antes de abordar un vuelo a Ciudad de México, confesó a agentes del FBI que había sido presionado por el Kremlin para convertirse en informante y seguir y fotografiar a un agente del FBI en Estados Unidos. Las autoridades rusas le habían pedido que localizara el automóvil del objetivo y obtuviera su número de placa y ubicación mientras estaba en Florida.

Cabrera Fuentes, originario de El Espinal, Oaxaca, México, tenía una exitosa carrera en Cardiología y Neurociencia antes de su arresto. Estudió en Rusia y Alemania y tenía una plaza en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke y la Universidad Nacional de Singapur antes de su detención.

La noticia causó conmoción en su pueblo natal, donde era considerado un héroe por sus logros académicos y su compromiso filantrópico. Tenía una organización para acercar a los jóvenes a la ciencia y financiaba becas y viajes para aquellos interesados en su trabajo. Sin embargo, su detención llevó a muchos académicos a distanciarse de él.

El caso reveló que tenía una segunda esposa y dos hijas en Rusia, una situación que desconocían sus familiares en México. Fue contactado por un funcionario del Gobierno ruso que prometió resolver los problemas migratorios de su segunda familia a cambio de que realizara tareas de inteligencia para ellos.

Inicialmente, Cabrera Fuentes se declaró inocente, pero finalmente admitió su culpabilidad a principios del año pasado. Durante la audiencia de sentencia en junio de 2022, se mostró arrepentido y pidió perdón.

Fue trasladado al penal federal de Jesup, Georgia, donde aparentemente mantuvo una buena conducta.

La negociación con la Fiscalía prevé un periodo de tres años de libertad supervisada y su deportación de mutuo acuerdo. Los trámites para su regreso a México dependerán del oficial migratorio encargado de su caso.

En resumen, Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, el científico mexicano condenado por espionaje en Estados Unidos, está cerca de recuperar su libertad después de cumplir su condena de cuatro años.

Su caso atrajo la atención de su país y reveló una compleja historia que involucra presiones del Gobierno ruso y una doble vida en Rusia y Alemania.