“El colapso climático ha comenzado”, advirtió el secretario general de la ONU

0
433

El observatorio europeo Copernicus ha anunciado que las temperaturas medias mundiales durante los meses de verano boreal (junio-julio-agosto) han alcanzado niveles récord. Según el informe, este verano ha sido el más caluroso registrado hasta la fecha y se espera que el año 2023 sea el más cálido de la historia.

La ONU ha expresado su preocupación por este colapso climático, y su secretario general, Antonio Guterres, ha afirmado que el clima está cambiando a un ritmo más rápido de lo que podemos manejar. Los fenómenos meteorológicos extremos están afectando a todo el planeta, lo que confirma las advertencias de los científicos sobre las consecuencias de nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Durante el verano boreal, se han producido canículas, sequías, inundaciones e incendios en Asia, Europa y América del Norte, con pérdidas de vidas humanas y graves daños económicos y medioambientales. Incluso en el hemisferio sur, se han registrado temperaturas récord durante el invierno austral.

El observatorio Copernicus ha informado que la temperatura media mundial durante el período de junio-julio-agosto de 2023 fue de 16,77 °C, lo que representa un aumento de 0,66 °C en comparación con el período de 1991-2020. Este valor también supera el récord anterior de 2019 en dos décimas. Julio de este año fue el mes más cálido jamás registrado, seguido de cerca por agosto.

En los primeros ocho meses del año, la temperatura media del planeta está a solo 0,01 °C por detrás de 2016, el año más caluroso registrado hasta ahora. Sin embargo, se espera que este récord sea superado pronto debido a las previsiones y al regreso del fenómeno climático de El Niño en el océano Pacífico, lo que provocará un mayor calentamiento.

El servicio de cambio climático de Copernicus ha destacado que estos tres meses de verano han sido los más cálidos en los últimos 120.000 años, lo que indica que estamos viviendo una situación sin precedentes en la historia de la humanidad. A pesar de los períodos sucesivos de La Niña en los últimos años, que contrarrestan el calentamiento, los años 2015-2022 han sido los más calurosos jamás registrados.

Climate change | Copernicus

El sobrecalentamiento de los océanos juega un papel crucial en este proceso, ya que absorben el 90% del calor excesivo causado por la actividad humana. Desde abril, la temperatura media de la superficie de los océanos ha alcanzado niveles sin precedentes, superando incluso el récord anterior de marzo de 2016. Este sobrecalentamiento tiene efectos negativos en la biodiversidad, ya que reduce los nutrientes y el oxígeno disponibles, poniendo en peligro la supervivencia de la fauna y la flora marinas.

Para revertir esta situación, es fundamental reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, provenientes principalmente de la quema de carbón, petróleo y gas. Si no tomamos medidas urgentes, las temperaturas seguirán aumentando y los impactos serán cada vez más graves.