El cónsul de España en Caracas, Marcos Rodríguez Cantero, se reunió con los familiares de Rocío San Miguel

0
395

Los abogados de los detenidos han denunciado que no han podido acceder al expediente ni ver a sus defendidos, y que se han violado sus garantías procesales.

Con Informacion de Noticiero Digital

Durante la reunión, Rodríguez Cantero solicitó permiso consular para visitar a los detenidos, quienes se encuentran recluidos en el Helicoide y en la sede de la Dgcim, respectivamente. Expresó su preocupación por la situación de los detenidos y por el respeto a sus derechos humanos.

Rocío San Miguel es la directora de Control Ciudadano, una organización no gubernamental que se dedica a la defensa de los derechos humanos en el ámbito militar y de seguridad. Su hija Miranda, también detenida el 10 de febrero en el aeropuerto de Maiquetía, es ciudadana española, al igual que su madre.

Alejandro González es un empresario y activista político, también posee la nacionalidad española y fue detenido el mismo día que Rocío San Miguel y su hija, cuando se disponía a salir del país.

Ambos fueron acusados por el Ministerio Público de traición a la patria, conspiración y terrorismo, y se les dictó medida de privación de libertad. Los demás detenidos por el caso «Brazalete blanco» recibieron medidas cautelares de arresto domiciliario y prohibición de salida del país.

Los abogados de los detenidos han denunciado que no han podido acceder al expediente ni ver a sus defendidos, y que se han violado sus garantías procesales. Además, han rechazado las acusaciones y han exigido su liberación inmediata.

El 15 de febrero pasado, la casa de Rocío San Miguel fue allanada por funcionarios policiales, quienes se llevaron 20 mapas y un iPad, según informó la propia activista a través de su cuenta de Twitter.

El cónsul de España aseguró que continuará realizando las gestiones diplomáticas necesarias para garantizar la asistencia y la protección de los detenidos españoles, y espera que el caso se resuelva pronto.