Estar sentado más de 10 minutos en el inodoro podría afectar tu salud, según especialistas

0
816

Sentarse en el inodoro durante períodos prolongados puede convertirse en un momento de relajación, ya sea dedicado a informarse con las noticias del día, sumergirse en la lectura de un libro, ver vídeos en línea o intercambiar mensajes.

Esta práctica ha sido adoptada por la humanidad desde hace mucho tiempo. No obstante, especialistas advierten que este hábito podría tener consecuencias negativas para la salud, incluyendo la posibilidad de desarrollar hemorroides.

El motivo radica en que al sentarse en el inodoro, el ano queda posicionado a un nivel diferente respecto al resto de la mitad inferior del cuerpo. Esto genera una presión adicional sobre las venas en la parte inferior del recto, lo cual, con el tiempo, podría desencadenar la aparición de hemorroides y episodios de sangrado.

El surgimiento de hemorroides también se vincula con el esfuerzo excesivo durante la evacuación, pero los profesionales de la salud señalan que el uso prolongado de dispositivos como teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos portátiles, como las consolas de juegos, mientras se está en el baño, ha sido un factor significativo en el aumento de casos y en la gravedad de esta condición.

“Por lo general, no conviene pasar más de 10 minutos en promedio” en ese lugar, dijo la doctora Roshini Raj, gastroenteróloga de la NYU Langone y autora de Gut Renovation, un libro sobre la salud digestiva.

Una de las consecuencias también puede ser el peristaltismo y se le da este nombre a contracciones progresivas que mueven las heces a través del intestino hasta el recto. Pero sentarse en el inodoro durante largos periodos de tiempo sin hacer nada puede dificultar ese proceso.

“Si estás sentado durante mucho tiempo y no vas al baño, ese tipo de proceso se detiene realmente”, sostuvo Raj. “Tu cuerpo puede empezar a no reconocer esas señales también, por lo que puede conducir al estreñimiento si estás sentado durante períodos prolongados en el inodoro sin realmente tener un movimiento intestinal”. Este riesgo, según la especialista, es más probable que sea uno de los muchos factores que intervienen en problemas como el estreñimiento, y no la fuerza motriz.

Otro factor, por el cual no es recomendable estar tanto tiempo en inodoro, es que los baños pueden ser antihigiénicos. Las investigaciones demuestran que la descarga del inodoro puede aerosolizar agentes patógenos y propagarlos a las superficies cercanas. Eso puede incluir tu teléfono, si se apoya en un lavabo junto al inodoro, por ejemplo. Pero incluso más allá de las bacterias en forma de aerosol, existen riesgos derivados de la simple falta de higiene.

“Veo a mucha gente que se intoxica o se contagia de diferentes cosas por no tener buenas prácticas de higiene en el baño”, remarcó la experta. Si juegas a los videojuegos o usas el teléfono en el baño, probablemente estés tocando muchas cosas que no querrías tener en tu dispositivo. “Sólo creo que, en general, si estás en el baño defecando o tratando de hacerlo, no deberías usar tus dedos en nada más”.

Con información de Noticias24hrs