El gobierno hará un referendo para reforzar su derecho sobre el área en disputa con Guyana

0
359

La Asamblea Nacional de Venezuela, compuesta en su mayoría por miembros del partido oficialista, ha aprobado por unanimidad convocar a un referéndum consultivo para reforzar los derechos del país sobre la Guayana Esequiba, un territorio de 160,000 kilómetros cuadrados en disputa con Guyana.

Con información de Infobae

El presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, presentó esta propuesta con el objetivo de que el pueblo de Venezuela pueda tomar una decisión y reforzar los derechos inalienables del país sobre el territorio de la Guayana Esequiba a través del voto secreto y directo.

La Guayana Esequiba, una región rica en recursos naturales y minerales, ha sido objeto de disputa durante casi dos siglos entre Venezuela y Guyana. Recientemente, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se declaró competente para resolver esta disputa, algo que Venezuela ha rechazado.

Guyana basa su reclamo sobre la Guayana Esequiba en un laudo arbitral de 1899, que le otorgó el territorio cuando estaba bajo el dominio británico. Por su parte, Venezuela defiende que el Acuerdo de Ginebra de 1966 es el instrumento jurídico vigente para resolver esta controversia a través de negociaciones.

Rodríguez anunció que la consulta nacional, cuya fecha aún no ha sido determinada, será una ratificación histórica y legal de que la Guayana Esequiba es parte indivisible del territorio patrio de Venezuela.

El gobierno venezolano ha rechazado la reciente licitación de bloques petroleros promovida por Guyana, argumentando que esta acción pretende disponer de áreas marítimas dentro de la zona en disputa. El presidente guyanés, Irfaan Ali, ha afirmado que su país tiene derecho a desarrollar sus recursos en cualquier parte de su territorio, reafirmando que la Guayana Esequiba pertenece a Guyana.

En respuesta, el gobierno venezolano ha advertido a las empresas que participen en este proceso que tomará todas las medidas necesarias para evitar la explotación ilegal de los recursos naturales que le pertenecen a Venezuela.