El Museo del Louvre en París es evacuado y cierra sus puertas por amenaza de bomba

0
122

El Louvre de París, considerado el museo más visitado del mundo, tuvo que cerrar sus puertas el pasado sábado y ser evacuado debido a temores de un atentado terrorista, apenas un día después de que un joven checheno islamista asesinara a un profesor en un liceo de Arrás, al norte del país. La decisión de cerrar el Louvre se tomó después de que el museo recibiera amenazas por escrito.

Con información de Infobae

La institución anunció en redes sociales: «Por razones de seguridad, el museo del Louvre cierra sus puertas hoy, sábado 14 de octubre. Las personas que hayan reservado una visita hoy serán reembolsadas». Según la prensa francesa, hasta 15.000 visitantes tuvieron que ser evacuados luego de que el museo recibiera una amenaza de bomba por escrito, según informaron medios locales.

El Louvre recibió en 2022 a casi 8 millones de visitantes y es una de las principales atracciones turísticas a nivel mundial. Este cierre y evacuación del emblemático museo sucede un día después de que el joven checheno Mohamed M. apuñalara fatalmente al profesor Dominique Bernard, de 57 años, en el instituto Gambetta de Arrás, al norte de Francia.

En medio de la conmoción por este nuevo ataque islamista, la presidencia francesa anunció que hasta 7.000 militares de la operación “Sentinelle” se desplegarán en todo el territorio francés hasta el lunes en respuesta al aumento de la alerta terrorista.

Desde 2012, los atentados yihadistas en Francia han causado la muerte de 272 personas y heridas a 1.200, sobre todo en 2015 y 2016. El nivel de alerta en Francia se elevó después del ataque en la escuela de Arrás, en el noreste de Francia, informó la oficina de la primera ministra, Elisabeth Borne. Este nivel de alerta, el más alto del sistema de seguridad francés, implica «la máxima vigilancia y protección en caso de amenaza inminente de un acto terrorista o inmediatamente después de un ataque», según recoge Franceinfo.

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, afirmó que «no existe ninguna amenaza concreta» de ataque, aunque argumentó que esta medida se debe a una «atmósfera extremadamente negativa». Darmanin también enfatizó que con esta decisión, el Gobierno busca «decirle a todos los franceses y a todas las administraciones que tengan cuidado». La alerta antiterrorista permite reforzar las capacidades de la Policía francesa.

El ministro Darmanin lamentó el ataque en el instituto del norte de Francia y reconoció que las autoridades deben ser «aún más firmes» y «proteger aún más» a la población. En este sentido, el ministro del Interior reconoció que el Gobierno tiene información que demuestra un vínculo entre el ataque en el instituto y la situación actual en Oriente Próximo. La Fiscalía antiterrorista confirmó la apertura formal de una investigación, lo que sugiere la posibilidad de motivaciones políticas en el ataque.