Biden remarca que la gran mayoría de palestinos «no tienen nada que ver con Hamás»

0
344

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, enfatizó el viernes que la gran mayoría de los palestinos no tienen ninguna relación con Hamás y aseguró que abordar la crisis humanitaria en Gaza es una de sus principales prioridades.

Aunque Estados Unidos ha respaldado incondicionalmente a Israel durante el reciente conflicto desatado por el ataque de Hamás, Biden manifestó su preocupación por la situación humanitaria en Gaza. Durante un discurso en Filadelfia, el presidente afirmó que su gobierno está trabajando en estrecha colaboración con Israel, Egipto, Jordania, otros países árabes y las Naciones Unidas para abordar la situación.

Biden hizo hincapié en que la abrumadora mayoría de los palestinos no están involucrados en los ataques de Hamás y que también están sufriendo las consecuencias. Asimismo, condenó el ataque contra Israel, que resultó en la muerte de más de mil personas, incluidos 27 ciudadanos estadounidenses, y calificó a los milicianos de Hamás como «pura maldad».

El presidente también se reunió por videollamada con familiares de estadounidenses secuestrados por Hamás y llevados como rehenes en Gaza. Biden les aseguró su compromiso de hacer todo lo posible para que regresen a salvo a sus hogares.

Mientras tanto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se encuentra de gira por Oriente Medio en busca de una condena internacional al ataque de Hamás y explorando opciones para establecer un corredor humanitario que facilite la salida de los civiles en Gaza.

En cuanto a la evacuación de ciudadanos estadounidenses de Israel, el Gobierno de Estados Unidos organizó el primer vuelo chárter que partió el viernes hacia un país europeo, según informó John Kirby, portavoz de la Casa Blanca. Aunque no se proporcionaron detalles específicos sobre el destino del vuelo, se ha informado que aterrizó en Atenas, Grecia. La Administración estadounidense también está considerando otras opciones, como la evacuación por vía marítima.

A diferencia de otros países que han iniciado rápidamente la evacuación de sus ciudadanos, Estados Unidos ha tardado más en tomar medidas, a pesar de las cancelaciones masivas de vuelos comerciales hacia Tel Aviv. Las principales aerolíneas estadounidenses, como Delta, United, Air Canada y American Airlines, han suspendido sus vuelos hacia Tel Aviv hasta finales de octubre.