El Observatorio Electoral Venezolano alerta que presidenciales apresuradas afectarán al voto y observación

0
158

La organización no gubernamental Observatorio Electoral Venezolano (OEV) ha expresado su preocupación por el cronograma de las elecciones presidenciales del 28 de julio en Venezuela. Según el OEV, este cronograma acelerado afectará el derecho al voto y la observación internacional de los comicios debido al poco tiempo entre la convocatoria y el día de las votaciones.

El informe de la ONG destaca que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció la fecha de la elección presidencial sin dejar suficiente tiempo -al menos seis meses- entre la convocatoria y la realización de los comicios. Esto tiene un impacto negativo en las garantías electorales fundamentales.

Una de estas garantías es la posibilidad de que la Unión Europea (UE) envíe una misión de observación al país, lo cual requiere alrededor de seis meses de preparación. Esto fue establecido en un acuerdo firmado en octubre pasado entre el gobierno de Nicolás Maduro y la principal coalición opositora, la Plataforma Unitaria Democrática (PUD).

La ONG también cuestiona que, el pasado 5 de marzo, cuando se anunció la convocatoria de las elecciones, el CNE no publicó el cronograma completo de la contienda, incumpliendo la Ley de Procesos Electorales.

Además, se critica que la fecha de la elección deja un período de cinco meses y 13 días para una transición en la cual el ganador de las elecciones y el presidente en ejercicio deberán convivir hasta la toma de posesión, establecida en la Constitución para el 10 de enero. Esto podría generar tensiones si los dirigentes son de tendencias políticas diferentes, advierte el OEV.

La ONG también considera que el lapso de 30 días para que los ciudadanos puedan inscribirse en el censo electoral o actualizar sus datos en el registro electoral (RE) no es suficiente para incorporar a los millones de rezagados, especialmente en el exterior, donde viven cerca de ocho millones de venezolanos. Esto podría excluir a una población que puede ser determinante para definir los resultados de las elecciones.

Además, el CNE ha dado solo 20 días para modificar o sustituir candidaturas, 98 días menos que en la última elección presidencial en 2018, cuando Maduro fue reelegido en unos comicios cuestionados por la comunidad internacional. Esto es especialmente preocupante considerando la inhabilitación que pesa sobre la candidata de la PUD, María Corina Machado, quien hasta ahora no ha establecido un sustituto que la represente en la boleta electoral.