El perro más viejo del mundo fallece en Portugal a los 31 años

0
790

El pasado 21 de octubre falleció Bobi, el perro portugués considerado el más anciano del mundo, a los impresionantes 31 años de edad, según informó su dueño. Este perro guardián, conocido por su longevidad, murió en un hospital veterinario en Portugal durante el fin de semana.

Bobi vivía en una granja en la localidad de Conqueiros, en Portugal, junto a su dueño Leonel Costa y cuatro gatos. Nació el 11 de mayo de 1992, cuando su dueño tenía tan solo 8 años. Costa atribuye la larga vida de Bobi a una buena alimentación, aire fresco y mucho amor. Según Costa, Bobi comía la misma comida que ellos y nunca había sido atado con una correa.

El récord anterior del perro más longevo del mundo lo ostentaba Bluey, un pastor australiano que falleció en 1939 a los 29 años. Bobi superó este récord y se convirtió en el nuevo poseedor del título según el Guinness World Records.

Los directivos del Guinness World Records expresaron su tristeza por la muerte de Bobi, el perro más anciano de la historia. En un comunicado publicado en su sitio web, señalaron que Bobi vivió 31 años y 165 días antes de fallecer el sábado.

Bobi pertenecía a la raza portuguesa Rafeiro do Alentejo, que tiene una esperanza de vida promedio de 10 a 14 años. Su longevidad excepcional lo convirtió en una verdadera celebridad y un ejemplo de cómo el cuidado adecuado puede prolongar la vida de nuestras mascotas.

La historia de Bobi es un recordatorio de la importancia de brindar una buena alimentación, atención veterinaria regular y mucho amor a nuestras mascotas. Su legado vivirá en la memoria de todos aquellos que creen en el cuidado responsable de los animales.