El saldo de muertos en Hawaii creció a 55: fallaron los sistemas de alerta y hay pueblos enteros reducidos a cenizas

0
371

Los residentes de Maui que escaparon desesperadamente de las llamas, algunos a pie, se preguntaron por qué el famoso sistema de alerta de emergencias de Hawaii no les alertó cuando el fuego se acercaba a sus casas.

Infobae

Los registros de gestión de emergencias de Hawaii no muestran indicios de que se activaran las sirenas de alerta antes de que un devastador incendio forestal matara al menos a 55 personas y arrasara una ciudad histórica, según confirmaron las autoridades el jueves.

Hawaii cuenta con lo que el estado describe como el mayor sistema integrado de alerta de seguridad pública al aire libre para todo tipo de peligros del mundo, con unas 400 sirenas colocadas en toda la cadena de islas para alertar a la población de diversos desastres naturales y otras amenazas. Pero muchos de los supervivientes de Lahaina dijeron en entrevistas en los centros de evacuación que no oyeron ninguna sirena y que sólo se dieron cuenta de que estaban en peligro cuando vieron llamas o escucharon explosiones cerca.

Al menos 55 personas murieron en los incendios (AP)Al menos 55 personas murieron en los incendios (AP)

Thomas Leonard, un cartero jubilado de 70 años de Lahaina, no se enteró del incendio hasta que olió humo. Ese mismo día se había ido la luz y la telefonía móvil, por lo que el pueblo no disponía de información en tiempo real sobre el peligro.

Intentó marcharse en su Jeep, pero tuvo que abandonar el vehículo y correr hacia la orilla cuando los coches cercanos empezaron a explotar. Se escondió detrás de un malecón durante horas, con el viento soplando cenizas sobre él.

Finalmente llegaron los bomberos y escoltaron a Leonard y a otros sobrevivientes a través de las llamas hasta un lugar seguro.

Los residentes de Maui denuncian que no se activaron las sirenas que debían alertar la presencia de fuego (AP)Los residentes de Maui denuncian que no se activaron las sirenas que debían alertar la presencia de fuego (AP)

El portavoz de la Agencia de Gestión de Emergencias de Hawái, Adam Weintraub, declaró a The Associated Press el jueves que los registros del departamento no muestran que las sirenas de alerta de Maui se activaran el martes. En su lugar, el condado utilizó alertas de emergencia enviadas a teléfonos móviles, televisiones y emisoras de radio, dijo Weintraub.

No está claro si esas alertas se enviaron antes de que los cortes generalizados de electricidad y telefonía móvil cortaran la mayor parte de las comunicaciones con Lahaina.

Las comunicaciones han sido irregulares en todo Maui, con el 911, teléfono fijo y el servicio celular fallando a veces. En algunas partes de la isla tampoco había electricidad.

Alimentado por un verano seco y fuertes vientos de un huracán, el fuego comenzó el martes y tomó a Maui por sorpresa, corriendo a través de matorrales resecos que cubren la isla y luego arrasando casas y cualquier otra cosa que se encontraba en su camino.

Restos del incendio forestal, el jueves, 10 de agosto 2023, en Lahaina, Hawai. La búsqueda de los restos del incendio forestal en la isla hawaiana de Maui reveló el jueves un páramo de casas quemadas y comunidades arrasadas. (AP/Rick Bowmer)
Restos del incendio forestal, el jueves, 10 de agosto 2023, en Lahaina, Hawai. La búsqueda de los restos del incendio forestal en la isla hawaiana de Maui reveló el jueves un páramo de casas quemadas y comunidades arrasadas. (AP/Rick Bowmer)

El Jefe del Departamento de Bomberos de Maui, Brad Ventura, dijo que el fuego se desplazó tan rápidamente de matorral en matorral que fue imposible enviar mensajes a las agencias de gestión de emergencias responsables de las alertas de emergencia.

El incendio forestal es ya el desastre natural más mortífero del estado desde el tsunami de 1960, que mató a 61 personas en la Gran Isla. Durante una rueda de prensa celebrada el jueves, el gobernador Josh Green afirmó que el número de víctimas mortales probablemente seguirá aumentando a medida que continúen las operaciones de búsqueda y rescate.

“Lahaina, salvo raras excepciones, ha sido pasto de las llamas”, dijo Green tras recorrer las ruinas de la ciudad el jueves por la mañana junto al alcalde del condado de Maui, Richard Bissen. “Sin duda, parece como si hubieran lanzado una bomba sobre Lahaina”.

El incendio es también el incendio forestal más mortífero de Estados Unidos desde el Camp Fire de 2018 en California, que mató al menos a 85 personas y arrasó la ciudad de Paradise.

Esta combinación de imágenes de satélite proporcionadas por Maxar Technologies muestra una vista general del sur de Lahaina en Maui, Hawai, el 25 de junio de 2023, izquierda, y una vista general de la misma zona el miércoles 9 de agosto, tras un incendio forestal que arrasó el corazón de la isla hawaiana. (Maxar Technologies vía AP)Esta combinación de imágenes de satélite proporcionadas por Maxar Technologies muestra una vista general del sur de Lahaina en Maui, Hawai, el 25 de junio de 2023, izquierda, y una vista general de la misma zona el miércoles 9 de agosto, tras un incendio forestal que arrasó el corazón de la isla hawaiana. (Maxar Technologies vía AP)

El riesgo de incendios forestales de Lahaina era bien conocido. El plan de mitigación de riesgos del condado de Maui, actualizado por última vez en 2020, identificó a Lahaina y otras comunidades del oeste de Maui por tener frecuentes igniciones de incendios forestales y un gran número de edificios en riesgo de sufrir daños por incendios forestales.

El informe también señalaba que Maui Occidental tenía la mayor población de la isla de personas que viven en viviendas múltiples, la segunda tasa más alta de hogares sin vehículo y la tasa más alta de personas que no hablan inglés.

“Esto puede limitar la capacidad de la población para recibir, comprender y actuar con rapidez en caso de peligro”, señala el plan.

Los esfuerzos de extinción de incendios de Maui también pueden haberse visto obstaculizados por una plantilla reducida, dijo Bobby Lee, presidente de la Asociación de Bomberos de Hawái. Hay un máximo de 65 bomberos trabajando en todo momento en el condado de Maui, y son responsables de la lucha contra los incendios en tres islas – Maui, Molokai y Lanai – indicó.

La policía dirige los coches procedentes del oeste de Maui, donde los incendios forestales destruyeron gran parte de la histórica ciudad de Lahaina, en un control de carretera en Kahului, Maui, Hawai, EE.UU. 10 de agosto 2023. REUTERS/Marco GarcíaLa policía dirige los coches procedentes del oeste de Maui, donde los incendios forestales destruyeron gran parte de la histórica ciudad de Lahaina, en un control de carretera en Kahului, Maui, Hawai, EE.UU. 10 de agosto 2023. REUTERS/Marco García

Estas dotaciones cuentan con unos 13 camiones de bomberos y dos camiones escalera, pero todos ellos están diseñados para su uso en carretera. El departamento no dispone de vehículos todoterreno.

Eso significa que los equipos de bomberos no pueden atacar a fondo los incendios de matorrales antes de que lleguen a las carreteras o zonas pobladas, dijo Lee. Los fuertes vientos provocados por el huracán Dora lo hicieron extremadamente difícil, añadió.

“Básicamente estás tratando de luchar contra un soplete”, señaló Lee. “Tienes que tener cuidado – usted no quiere quedar atrapado a favor del viento de eso, porque vas a ser atropellado en un incendio impulsado por el viento de esa magnitud.”

Bissen señaló que los residentes de Lahaina habían recibido órdenes de evacuación obligatoria, mientras que a los turistas de los hoteles se les pidió que se refugiaran en el lugar para que los vehículos de emergencia pudieran acceder a la zona.

El alcalde dijo que los postes eléctricos caídos agravaron el caos mientras la gente intentaba huir de Lahaina cortando dos importantes carreteras de salida de la ciudad. En una rueda de prensa celebrada el jueves por la tarde, precisó que 29 postes cayeron con cables aún conectados y dejando sólo la estrecha carretera hacia Kahakuloa.

Residentes de Maui dejan suministros para los evacuados del incendio forestal de West Maui en un refugio instalado en el Maui War Memorial en Wailuku, Hawái, Estados Unidos, 10 de agosto de 2023. REUTERS/Marco GarcíaResidentes de Maui dejan suministros para los evacuados del incendio forestal de West Maui en un refugio instalado en el Maui War Memorial en Wailuku, Hawái, Estados Unidos, 10 de agosto de 2023. REUTERS/Marco García

Marlon Vásquez, un cocinero guatemalteco de 31 años que llegó a Estados Unidos en enero de 2022, dijo que cuando escuchó las alarmas de incendio ya era demasiado tarde para huir en su coche.

“Abrí la puerta y el fuego estaba casi encima de nosotros”, indicó desde un centro de evacuación en un gimnasio. “Corrimos y corrimos. Corrimos casi toda la noche y hasta el día siguiente, porque el fuego no paraba”.

Vásquez y su hermano Eduardo escaparon por carreteras atascadas de vehículos llenos de gente. El humo era tan tóxico que vomitó. Dijo que no está seguro de que sus compañeros de piso y vecinos consiguieran ponerse a salvo.

Un árbol baniano se eleva entre los restos del incendio forestal, el jueves 10 de agosto de 2023, en Lahaina, Hawái (AP/Rick Bowmer)Un árbol baniano se eleva entre los restos del incendio forestal, el jueves 10 de agosto de 2023, en Lahaina, Hawái (AP/Rick Bowmer)

Los residentes de Lahaina vieron cómo el centro de mayores Hale Mahaolu estallaba en llamas mientras escapaban.

La bisabuela de Chelsey Vierra, Louise Abihai, vivía en Hale Mahaolu, y la familia no sabe si consiguió salir. “No tiene teléfono. Tiene 97 años”, dijo Vierra el jueves. “Ella puede caminar. Es fuerte”.

Los familiares están controlando las listas de refugios y llamando al hospital. “Tenemos que encontrar a nuestro ser querido, pero aquí no hay comunicación”, señaló Vierra, que huyó de las llamas. “No sabemos a quién preguntarle adónde fue”.

La gente se reúne en el aeropuerto de Kahului a la espera de vuelos el miércoles 9 de agosto de 2023, en Kahului, Hawai (A/Rick Bowmer)La gente se reúne en el aeropuerto de Kahului a la espera de vuelos el miércoles 9 de agosto de 2023, en Kahului, Hawai (A/Rick Bowmer)

Se aconsejó a los turistas que se mantuvieran alejados, y decenas de miles de personas han abarrotado los aeropuertos para abandonar la isla. Las autoridades convirtieron el Centro de Convenciones de Hawaii en Honolulu en un centro de asistencia, abasteciéndolo de agua, alimentos y voluntarios que ayudan a los visitantes a organizar el viaje de vuelta a casa.

El presidente estadounidense, Joe Biden, declaró una catástrofe grave en Maui. De viaje en Utah el jueves, prometió que la respuesta federal garantizará que “cualquiera que haya perdido a un ser querido, o cuya casa haya sido dañada o destruida, va a recibir ayuda inmediatamente”. Biden prometió agilizar las solicitudes de ayuda y dijo que la Agencia Federal de Gestión de Emergencias estaba “aumentando el personal de emergencia” en la isla.