El sector construcción está paralizado en 98%

0
412

La Cámara Venezolana de la Construcción (CVC), encabezada por su presidente Francisco Pimentel, ha revelado que el sector está experimentando una paralización del 98%. Esta alarmante cifra se ha mantenido constante en los últimos ocho años, lo que evidencia la grave situación que enfrenta la industria de la construcción en el país.

En declaraciones recogidas por el portal especializado en economía, Banca y Negocios, Pimentel hizo hincapié en la urgencia de reactivar el financiamiento bancario de manera oportuna para revitalizar el sector. Según sus palabras, es crucial que se generen cambios positivos en el último trimestre de 2023, especialmente a través del reinicio del diálogo entre el gobierno y la oposición. Uno de los aspectos clave en este sentido sería la flexibilización de las sanciones impuestas a la industria petrolera, lo que podría atraer inversión extranjera y permitir a las empresas constructoras llevar a cabo obras esenciales para mejorar los servicios del país.

Pimentel expresó su preocupación por la falta de crecimiento este año y calificó al sector de la construcción como uno de los más afectados por la crisis. Según sus palabras, el año ha sido «el más gris» para la industria en mucho tiempo.

Estas preocupaciones se suman a las declaraciones recientes de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, que ha afirmado que el mercado de la construcción en el país es prácticamente inexistente. Aquiles Martini Pietri, presidente de la Cámara, señaló que el número de personas empleadas en el sector de la construcción ha disminuido drásticamente en comparación con años anteriores, pasando de más de un millón a apenas 30,000 trabajadores.

Martini Pietri también destacó que la crisis que atraviesa el país desde hace años ha golpeado duramente al sector de la construcción. En la ciudad de Caracas, por ejemplo, apenas se observan algunas obras de pequeño tamaño en marcha, lo que refleja la falta de inversión y la paralización generalizada de la industria.

La situación descrita por estos líderes del sector de la construcción en Venezuela es alarmante y evidencia la necesidad urgente de tomar medidas para reactivar la industria. La inversión extranjera, el financiamiento bancario adecuado y la flexibilización de las sanciones son algunas de las posibles soluciones que se plantean para superar esta crisis y permitir que el sector de la construcción vuelva a desempeñar un papel activo en el desarrollo del país.