Encuentran la pieza de avión de Alaska Airlines que explotó y se desprendió en pleno vuelo

0
633

La parte faltante del avión de Alaska Airlines que voló en pleno vuelo fue encontrada en un patio trasero en Portland, anunció la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte.

Un maestro de escuela de Portland identificado como Bob contactó a la agencia después de encontrar el tapón de la puerta del fuselaje del Boeing 737 MAX 9 que faltaba en su patio, dijo la presidenta de la NTSB, Jennifer Homendy, en una conferencia de prensa este domingo en la noche.

Los investigadores federales habían estado buscando el tapón de la puerta desde que explotó un avión de Alaska Airlines después de despegar de Portland el viernes, lo que provocó la inmovilización en todo el país de ciertos aviones Boeing 737 MAX 9 y una serie de cancelaciones de vuelos.

La agencia había pedido la ayuda del público para encontrar la pieza y tenía planes de posiblemente usar un helicóptero o drones para continuar la búsqueda el domingo. Homendy había explicado que localizar la pieza faltante proporcionaría pistas clave sobre por qué se separó del avión.

Investigadores federales habían publicado anteriormente su primera imagen desde el interior del avión que quedó con un agujero del tamaño de un refrigerador en pleno vuelo, y muestra un reposacabezas arrancado de un asiento cercano y máscaras de oxígeno aún colgando del techo del avión.

Ningún pasajero durante el vuelo del viernes estaba sentado directamente al lado de la sección del avión que explotó, dijo el sábado la presidenta de la NTSB, Jennifer Homendy.

«Es una suerte que nadie murió y no hubo heridos más graves”, dijo Homendy a CNN después de recorrer el avión. Los investigadores se estaban preparando para entrevistar a la tripulación del vuelo, agregó.

Fallas de presurización

El avión de Alaska Airlines en cuestión había experimentado tres problemas de presurización previos en los que se encendió una luz de advertencia de presurización automática, según Homendy.

La luz de falla de presurización se encendió por última vez el 3 y 4 de enero (los dos días consecutivos antes del incidente del viernes) y el otro incidente ocurrió el 7 de diciembre.

El sistema se cambió a un respaldo, probado por mantenimiento y reinicio, según Homendy, quien agregó que por el momento no está claro si existe una correlación entre esta luz y el accidente.

«Ordenaron mantenimiento adicional debido a esa luz. No se completó antes del momento de este evento”, agregó.

Homendy dijo que Alaska Airlines tomó la decisión de imponer una restricción que impedía que el avión volara a Hawaii sobre el agua para que, si la luz se iluminaba, pudiera regresar rápidamente a un aeropuerto.

CNN se comunicó con Alaska Airlines para solicitar comentarios sobre la restricción.

El agujero del tamaño de un refrigerador que se abrió repentinamente en el avión que transportaba a 177 personas desde Portland, Oregón, a Ontario, California, el viernes provocó pánico en todo el avión cuando la cabina se despresurizó, las máscaras de oxígeno descendieron y los pasajeros gritaron y enviaron mensajes de texto para despedirse. El avión aterrizó de manera segura y no se reportaron heridos graves, dijeron las autoridades.

La terrible experiencia resultó en la decisión de la Administración Federal de Aviación de dejar en tierra temporalmente ciertos aviones Boeing 737 MAX 9 hasta que sean inspeccionados cuidadosamente. Boeing se ha enfrentado a una serie de reveses en los últimos años, en particular una suspensión de operaciones en decenas de países en 2019 tras dos trágicos accidentes.

Alaska Airlines dijo el sábado por la noche que las inspecciones de emergencia de su flota de aviones Boeing 737 MAX 9 “llevarán más tiempo”, advirtiendo que probablemente continuarán las interrupciones en los vuelos.

Cancelación de vuelos

Alaska Airlines canceló 138 vuelos este lunes, mientras continúa la investigación sobre la caída de un tapón de una puerta en pleno vuelo, según la web FlightAware.

«Mientras esperamos los criterios de inspección de la directiva de aeronavegabilidad (AD) de la FAA y Boeing, nuestros equipos de mantenimiento están preparados y listos para realizar las inspecciones requeridas de los tapones de las puertas de salida media en nuestra flota 737-9 MAX», dijo la aerolínea en un comunicado.

La inmovilización del 737-9 MAX ha «impactado significativamente» en la operativa de la aerolínea, según el comunicado, ya que sólo el domingo canceló unos 170 vuelos.

«Las cancelaciones continuarán a lo largo de la primera mitad de la semana, y animamos a los clientes con planes de viaje a que sigan consultando su correo electrónico y alaskaair.com para estar al día», señala el comunicado.

United Airlines también registró cancelaciones de tres dígitos con 270 vuelos cancelados este fin de semana, según la aerolínea. United dijo que también suspendió los servicios en todos sus aviones Boeing 737 MAX 9 y que estaba «trabajando con la FAA para aclarar el proceso de inspección y los requisitos para devolver todos los aviones MAX 9 al servicio». United dijo que tiene 79 aviones en su flota.

La aerolínea informa de 204 cancelaciones para este lunes, según FlightAware.

Mientras tanto, los investigadores están comenzando a indagar en los registros de mantenimiento del avión de Alaska, entre otros componentes, mientras analizan el percance.

Este martes, Boeing tiene previsto celebrar una reunión de todos los empleados en su fábrica 737 Max en Renton, Washington, “centrada en la seguridad” y la respuesta de la compañía al accidente, dijo en un correo electrónico el presidente y director ejecutivo de Boeing, David Calhoun, en una reunión a nivel de toda la empresa.

«Es fundamental para nosotros trabajar de forma transparente con nuestros clientes y reguladores para comprender y abordar las causas del evento y garantizar que no vuelva a suceder», agregó Calhoun en el correo electrónico.

La grabadora de voz de la cabina fue «completamente sobregrabada»

Homendy dijo que una grabadora de voz de la cabina fue «completamente sobregrabada» a bordo del vuelo de Alaska Airlines.

“La grabadora de voz de la cabina fue sobregrabada por completo. No hay nada en la grabadora de voz de la cabina”, dijo.

Homendy explicó que en la marca de las dos horas la grabadora fue sobregraba y pidió que entren en vigor nuevas regulaciones para aumentar ese tiempo a 25 horas.

«Estamos pidiendo CVR de 25 horas no solo en aviones nuevos sino también en aviones modernizados, y si la FAA no lo hace, espero que el Congreso tome medidas en el Proyecto de Ley de Reautorización de la FAA para garantizar que así sea», dijo. «No puedo enfatizar lo suficiente lo importante que es esto para la seguridad».

Homendy dijo que desde 2018 la NTSB ha realizado diez investigaciones cuando se sobrescribieron las grabadoras de voz de la cabina.

Los reposacabezas de los asientos volaron

El vuelo 1282 de Alaska Airlines había alcanzado los 16.000 pies después de despegar de Portland cuando se desarrolló el caos. El avión estuvo en el aire sólo unos 20 minutos, según el sitio de seguimiento de vuelos FlightAware.

Con un boom, el tapón del fuselaje, que desde el interior del avión parece el típico interior de un avión comercial, salió volando del avión, succionando elementos del avión, según el vídeo y los relatos de los pasajeros.

Algunos aviones tienen una apertura intencionada que puede taparse con un tapón o una puerta de emergencia, dependiendo de la configuración de asientos ordenada por la aerolínea.

Milagrosamente, no había nadie sentado en las sillas 26A y 26B, los dos asientos del avión justo al lado de la puerta del enchufe que explotó, dijo Homendy el sábado por la noche. Alaska Airlines confirmó que no se asignaron pasajeros a esos asientos.

La fuerza de la repentina despresurización de la cabina de pasajeros arrancó los reposacabezas y los cojines de los asientos, dijo Homendy a CNN.

El respaldo del asiento del 26A desapareció por completo, al igual que los reposacabezas de los asientos 25A y 26A, dijo Homendy. También había ropa esparcida en la zona.

Los conjuntos de asientos estaban torcidos, dijo Homendy, las máscaras de oxígeno cuelgan y hay una pieza de ropa atrapada en el agujero por el tapón faltante de la puerta que se separó del avión.

«El video parece muy tranquilo, pero estoy seguro de que fue completamente caótico y muy ruidoso», dijo Homendy.

Lo que también evitó un resultado más desastroso fue que ocurrió antes de que el avión alcanzara la altitud de crucero, cuando los pasajeros normalmente comienzan a desabrocharse el cinturón y caminar, dijo Homendy.

Aún así, el incidente sembró el pánico en el avión.

El pasajero Nick Hoch, de 33 años, describió haber escuchado un «estruendo» antes de que el avión «se sacudiera». “Nos cayeron las máscaras de oxígeno desde arriba y nos las pusimos inmediatamente, pero fue una experiencia desorientadora”, dijo Hoch a CNN el sábado.

Hoch dijo que estaba sentado en el lado izquierdo del avión, unas filas delante de donde el panel explotó y “una niebla o nube pasó a mi lado y me golpeó en la cara”.

«Hablé con personas mucho más cercanas que perdieron los AirPods de sus oídos», dijo.

Varios pasajeros a bordo del avión requirieron atención médica debido a lesiones, y todos «ya recibieron el alta médica”, dijo Alaska Airlines en el comunicado del sábado por la noche.

«Me imagino que este fue un evento bastante aterrador», dijo Homendy. «No hablamos a menudo de daño psicológico, pero estoy seguro de que eso ocurrió aquí».

Alaska Airlines dijo que estaba trabajando con Boeing para comprender lo que sucedió en el vuelo 1282.

El Boeing 737 MAX 9 involucrado en el incidente del viernes ha estado en servicio durante aproximadamente tres meses y ha volado unas 150 veces desde octubre de 2023, según FlightAware. y registros de la Administración Federal de Aviación.

Alaska Airlines dijo que inspeccionó 18 de los aviones Boeing 737 MAX 9 de su flota el sábado y los devolvió al servicio, pero horas más tarde, cambió de rumbo y dijo que esos aviones serían retirados “hasta que se confirmen los detalles sobre posibles trabajos de mantenimiento adicionales con el FAA”.

Los pasajeros enviaron textos de despedida a sus seres queridos

Stephanie King le dijo a CNN que estaba en un asiento del pasillo en la fila 12 en el vuelo a su casa en California cuando escuchó un fuerte rugido de viento.

«Simplemente sabía que algo malo había sucedido», le dijo a CNN por teléfono el sábado.

King dijo que los asistentes de vuelo hacían anuncios, pero como el avión estaba abierto, había demasiado ruido para que ella pudiera escuchar gran parte de lo que se decía.

Varios pasajeros más cercanos al agujero en el avión estaban frenéticos y se trasladaron a asientos vacíos lejos del incidente, dijo King a CNN.

«Una de las señoras estaba gritando y llorando. Estaba inconsolable. Ella seguía diciendo: ‘¡Hijo mío! ¡Mi hijo! ¡Le arrancaron la camisa!'», dijo King. «Fue absolutamente surrealista».

Temiendo por su seguridad, King sacó su teléfono para grabar videos y redactar mensajes de texto finales para sus seres queridos.

«Les escribí algunos mensajes de texto a mi novio y a mi mamá para decirles que algo estaba pasando, que tenía miedo y que los amo», dijo.

Los aviones 737 MAX de Boeing tuvieron problemas previos

Según Alaska Airlines, en los días previos al incidente, los pilotos habían presentado varios informes de luces de advertencia que indicaban una pérdida de presión en la cabina y el avión estaba restringido a vuelos de larga distancia sobre el agua como resultado, informó The Seattle Times.

Homendy le dijo a CNN que está consciente de que hubo problemas de presurización en el avión antes del incidente, y los investigadores preguntarán qué hicieron los mecánicos de Alaska Airlines para rectificarlos. Dijo que los investigadores también planean revisar los registros de mantenimiento a bordo de la aeronave. Alaska Airlines no ha respondido a la solicitud de comentarios de CNN.

Después de que la FAA ordenara la inmovilización temporal del avión Boeing 737 MAX 9 a la luz del incidente de Alaska Airlines, Boeing dijo que la compañía apoyaba la decisión de la FAA.

«La seguridad es nuestra principal prioridad y lamentamos profundamente el impacto que este evento ha tenido en nuestros clientes y sus pasajeros», dijo Boeing en un comunicado.

«Estamos de acuerdo y apoyamos plenamente la decisión de la FAA de exigir inspecciones inmediatas de los aviones 737-9 con la misma configuración que el avión afectado».

La última suspensión del servicio se produce después de una serie de reveses para Boeing.

El mes pasado, Boeing pidió a las aerolíneas que inspeccionaran todos sus aviones 737 MAX en busca de un posible perno flojo en el sistema del timón después de que una aerolínea descubriera un posible problema con una pieza clave en dos aviones.

Los problemas de ingeniería y calidad de Boeing han planteado importantes desafíos para la empresa. Los accidentes de dos de los aviones 737-8 MAX que mataron a las 346 personas a bordo de los vuelos provocaron que el avión quedara en tierra durante 20 meses.

El Max regresó al aire transportando pasajeros en la mayoría de los mercados de todo el mundo a partir de finales de diciembre de 2020. Pero ha encontrado otros problemas, incluso en abril cuando Boeing dijo que había descubierto un problema de fabricación con algunos aviones 737 MAX después de que un proveedor utilizara un “proceso de fabricación no estándar” durante la instalación de dos accesorios en la parte trasera del fuselaje, aunque Boeing insistió en que el problema no constituía un riesgo para la seguridad.

Con información de CNN Español