¡ENTERATE! El TPS es un beneficio que NO interfiere en solicitud de asilo

@DolarToday / Mar 15, 2021 @ 6:00 pm

¡ENTERATE! El TPS es un beneficio que NO interfiere en solicitud de asilo
Venezuelans gather to celebrate the granting of a temporary protected status (TPS) by US President Joe Biden in front of El Arepazo restaurant in Miami, Florida on March 9, 2021. - The United States will allow potentially tens of thousands of Venezuelans to seek refuge, in a significant policy shift from the former Trump era, officials said March 8, 2021. Temporary Protected Status, or TPS, is being offered to people who fled political repression and economic chaos in the once wealthy South American country. (Photo by Eva Marie UZCATEGUI / AFP)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, otorgó el Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) a 323.000 venezolanos que se encuentran en esa nación.

bancaynegocios

La medida entró en vigor oficialmente el pasado 9 de marzo, cuando se publicó en el Federal Register, el diario oficial del Gobierno en el que se difunden leyes, disposiciones y avisos públicos.

La administración de Biden ha decidido otorgar el TPS a los venezolanos al considerar que no pueden volver de manera segura a su país por las «condiciones extraordinarias» que vive actualmente Venezuela.

La resolución establece que los aspirantes deberán demostrar que ingresaron a Estados Unidos antes del 8 de marzo del presente año.

Ante eso, el abogado especialista en temas migratorios, Héctor López, señaló en exclusiva a Banca y Negocios que el Gobierno estadounidense aprobó este beneficio, que es de protección temporal, y le va a conferir «un estatus legal a las personas que califiquen».

En ese sentido, indicó que las personas «tienen que hacerlo dentro de los 180 días siguientes comenzando el 9 de marzo. Eso va a estar en vigor hasta el 5 de septiembre de este año, las personas van a tener la oportunidad de registrarse, de aplicar y ser amparados».

«Para poder aplicar tienen que ser venezolanos, estar en Estados Unidos físicamente al día del anuncio y tienen que permanecer residiendos continuamente en la nación desde el 9 de marzo. Las personas no pueden tener récord criminal: felonías que son delitos cuyas penas pueden exceder un año de cárcel y tampoco pueden tener la sumatoria de dos delitos menores, porque quedarían inelegibles», explicó.

Sostuvo que tampoco una persona que haya vivido en un tercer país, antes de ir a Estados Unidos, va a calificar «porque si esa persona ya tenía una reubicación firme (residencia) en un tercer país antes de ir a Estados Unidos, eso lo va hacer inelegible».

«Lo que hay que tomar en cuenta es cuál es la situación de la persona, quienes tengan doble nacionalidad califican, lo importantes es que tenga la nacionalidad venezolana y que cumpla con el resto del criterio», agregó.

López manifestó que el beneficio va a ser otorgado por un período de 18 meses y puede ser renovable: «el Gobierno va a decir dentro de los 60 días antes del vencimiento, si lo va a otorgar por un tiempo adicional, puede elegir los términos entre 6, 9, 12 o 18 meses. Eso lo hacen cada período de 18 meses y usualmente, este tipo de gracia no la quitan inmediatamente, mientras estén dadas las condiciones que dieron origen al beneficio».

– Propuesta de reforma migratoria –

El especialista en inmigración informó que la administración de Joe Biden ha introducido una propuesta legislativa que está en el Congreso actualmente, en donde se va a discutir la posibilidad de una reforma integral inmigratoria que contemple otorgar residencia permanente a las personas que ya estén en TPS, independientemente de su nacionalidad.

«Hay varios países que gozan de TPS, Venezuela es uno de ellos, y están hablando de que quieren dar residencia permanente a las personas que ya detenten este estatus«, refirió.

Detalló que el TPS es una aplicación individual, no permite derivativos: «cada persona, miembro de un grupo familiar, tiene que ser individualmente elegible para el beneficio y tiene que hacer una aplicación respectiva y pagar las tarifas del Gobierno que son US$545 para personas mayores de 45 años, US$50 las personas menores de 14 años y US$135 las personas de 66 años en adelante».

– El TPS y la residencia –

«Para poder ser elegible y aplicar a la residencia, la persona tiene que demostrar que tiene un estatus y ha mantenido un estatus legal en todo momento dentro de Estados Unidos», dijo el especialista en migración.

Contó que existen ciertas excepciones para obtener la residencia de manera directa: cónyuges de ciudadanos americanos; hijos menores de ciudadanos americanos y padres de hijos adultos que son ciudadanos americanos. Hay otras formas de solicitar la residencia, bien sea por una petición laboral o por una solicitud de familia de otra clasificación.

«Aun cuando el TPS se considera un estatus legal, no te va a curar períodos de ilegalidad anteriores a la obtención del beneficio, es decir, si ya habías estado en situación de ilegalidad, no vas a estar imposibilitado de obtener el TPS, sin embargo, no te va a proporcionar el tipo de estatus que te permitiría luego a aplicar a la residencia», resaltó.

Dijo que el TPS proporciona legalidad y las personas que tengan una estadía legal al momento de aplicar a esta opción y pasen, «van a considerarse para continuar manteniendo ese estado, cosa que le podría permitir optar por la residencia».

– Valor del TPS detallado –

Los 545 dólares comprende la aplicación del TPS, que son US$50 más US$410 que es la aplicación del permiso de empleo y US$85 por el servicio de la toma de huellas dactilares para el chequeo de antecedentes penales que hace el Gobierno.

«Si una persona no tiene el dinero y quiere aplicar únicamente al TPS puede hacerlo pagando solamente US$50 y probablemente le cobrarán los US$85, luego puede dejar de pagar los US$410 que son del permiso de trabajo, pero retiene la posibilidad de optar por el permiso cuando así lo disponga, cuando ya tenga el TPS aprobado o mientras esté pendiente una decisión», indicó.

– DED y TPS: cosas diferentes –

El abogado puntualizó que las diferencias entre la Salida Obligatoria Diferida (DED, por sus siglas en inglés) y el TSP es que el primero no provee un estatus, mientras que el segundo sí.

«El TPS se considera un estatus legal de no inmigrante que la persona posee y que puede cambiar potencialmente porque está satisfaciendo el requisito de tener un estatus legal como base, pero no necesariamente eso le va a servir para la residencia. Sin embargo, el DED es simplemente un amparo que te protege de ser deportado, pero no impide que te coloquen en un proceso de deportación, que un juez detenga el proceso de deportación ni tampoco le impide que firme una orden de deportación. Solamente prohíbe que esa orden sea ejecutada», describió.

Un venezolano, en términos del criterio emitido, no va a ser deportado, no le va a ser ejecutada una orden de deportación en su contra, sin embargo «podría tener esa orden de deportación encima solamente que no la van a ejecutar. El DED es un amparo automático que no se necesita hacer una aplicación específica para recibirlo, sino que si la persona ya cumple con el criterio, automáticamente está amparado por el DED, de acuerdo al Decreto Presidencial».

López destacó que la administración de Joe Biden nunca publicó las directrices de dónde enviar la aplicación del DED: «Fui uno de los pocos abogados que empezó a enviar las solicitudes como una estrategia procesal para que en ese intento de retar a la administración e intentar que ellos de alguna manera produzcan una respuesta, bien sea que me enviaran un mensaje de que habían recibido mi caso o que lo rechazaran «.

Aseguró que nadie ha recibido el DED: «creo que las únicas aplicaciones de DED que se vayan a procesar serán las mías y las de algún otro abogado que se aventuró a hacer lo que hice, porque los expedientes que envié nunca fueron regresados a mis manos por parte de Inmigración».

Apuntó que el DED quedará «en un segundo plano y como no representa un beneficio tan bueno como el TPS, no creo que nadie esté interesado en aplicar».

Héctor López pidió a los ciudadanos venezolanos en Estados Unidos no tener miedo, puesto que el TPS «es un beneficio muy positivo, muy bueno, que no hace daño desde ninguna perspectiva, otorga un estatus legal a quien no lo tiene, porque hay la falsa percepción del que tenga un asilo pendiente goza de un estatus legal porque le den un permiso de trabajo como un beneficio provisional, pero tener un permiso de trabajo no quiere decir que la persona esté legal en Estados Unidos».

«Puedes estar ilegal y tener un permiso de trabajo. El permiso de empleo no te confiere legalidad, tampoco te la confiere el asilo pendiente. Por lo tanto, no interfiere el aplicar a un TPS con una aplicación de asilo pendiente en EE.UU.», finalizó.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*