Entró en funcionamiento los trenes de alta velocidad que conectaran Miami con Orlando

0
252

La compañía ferroviaria Brightline inició este viernes su servicio de trenes de alta velocidad que conectan a Miami, en el sur de Florida, con Orlando, en el centro del estado y la turística ciudad que acoge los populares parques temáticos.

El proyecto concebido hace una década y que ha merecido una inversión de 5.000 millones de dólares, como hacen eco medios especializados, pone en circulación desde hoy trenes que recorrerán un trayecto de 235 millas (378 km) en tres horas y media, unos 30 minutos menos de lo que tarda en promedio el viaje en automóvil.

En áreas urbanas, estos trenes viajarán a 79 millas por hora (127 km) para luego aumentar a 110 millas por hora (177 km) en zonas menos pobladas y alcanzar las 125 millas por hora en las zonas agrícolas que se extienden desde West Palm Beach.

Constituye el primer enlace ferroviario interurbano en Estados Unidos operado por una firma privada y el segundo servicio de trenes de alta velocidad después del que ofrece Acela, de la empresa federal Amtrak, entre Washington DC y Boston (Massachusetts).

«Es un momento que marca el comienzo de una nueva industria y un plan para expandir el ferrocarril en Estados Unidos», dijo hoy el director ejecutivo de Brightline, Michael Reininger, momentos antes de abordar en Miami el tren con destino al aeropuerto de Orlando que supuso el debut de este servicio.

Un inicio que empezó con un retraso de unos 30 minutos a causa de las investigaciones de la Policía de Delray Beach por la muerte de un transeúnte que cruzaba las líneas ferroviarias y fue atropellado por un tren de la compañía que salió de West Palm Beach rumbo a Miami, según informan medios locales.

Los precios para un solo trayecto del servicio entre Miami y Orlando oscilan entre los 79 y 149 dólares para adultos, y 39 dólares en el caso de menores de edad.

La firma prevé transportar a unas 8 millones de personas al año a través de este servicio que pondrá a circular 32 trenes cada día.

Por EFE