«Envidiosos, mezquinos y malvados»: Maduro arremete contra Perú por la agresión que sufrió la Vinotinto

0
175

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hizo una fuerte denuncia este miércoles. Según él, la selección nacional de fútbol fue víctima de xenofobia por parte de la «oligarquía racista de Perú» durante el partido de clasificación para el Mundial-2026. Maduro expresó su indignación durante un acto con militares en Caracas, afirmando que Venezuela protestaba contra la xenofobia, la violencia y la agresión sufrida por su equipo, conocido como la Vinotinto.

El partido entre Venezuela y Perú terminó en empate 1-1 y estuvo marcado por la tensión. Las autoridades peruanas anunciaron un «control de identidad a personas extranjeras en el Estadio Nacional», lo que generó malestar en los jugadores venezolanos. Incluso hubo enfrentamientos entre la policía y los futbolistas cuando intentaban saludar a sus fanáticos. Nahuel Ferraresi, uno de los jugadores venezolanos, denunció haber sido agredido por agentes policiales encargados de la seguridad en el campo.

El incidente adquirió relevancia diplomática cuando el avión de la selección venezolana sufrió un retraso de cuatro horas debido a problemas para repostar combustible. Maduro atribuyó estos incidentes a la envidia y maldad de Perú, ya que Venezuela se encuentra en cuarto lugar en la clasificación, mientras que Perú está en el fondo. El canciller venezolano, Yván Gil, llegó a afirmar que el avión había sido «secuestrado» como un acto de venganza contra el equipo.

Finalmente, la selección logró salir del aeropuerto a las 14:53 (19:53 GMT), después de superar los problemas administrativos relacionados con el suministro de combustible, según informó la compañía operadora del aeropuerto Jorge Chávez de Lima.

Este incidente ha dejado en evidencia las tensiones entre Venezuela y Perú, así como la pasión y rivalidad que pueden surgir en el fútbol. La xenofobia y la violencia no tienen cabida en este deporte y es importante que se tomen medidas para garantizar la seguridad y el respeto en los encuentros deportivos.